Don Juan Carlos de Borbón elogia la tauromaquia

Un arte que en Colombia divide la opinión pública

En España nadie agrede al Rey emérito Don Juan Carlos por decir que le sigue gustando la fiesta taurina. Ni le dicen sandeces, ni le arrojan piedras o lo agreden física y verbalmente. Tampoco tienen que utilizar la fuerza pública para defender el ingreso de los taurinos a la plaza. Y muchos menos una guerrilla aprovecha el momento para asesinar policías.

El Rey Don Juan Carlos –dice el periódico ABC- destacó «los valores asociados a la tauromaquia, una realidad presente desde antiguo en nuestro país y en otras naciones hermanas» y que «ha impregnado con sus mensajes, su estética y significados otras muchas artes».

“Don Juan Carlos hizo estas afirmaciones durante la entrega del IX Premio Taurino ABC, que en esta edición ha recaído en el diestro José Antonio Morante de la Puebla, un hombre que «encarna, como pocos –dijo–, el valor de la tauromaquia entendida como arte clásico y actual». «Enhorabuena, maestro. Te deseo que sigas haciendo disfrutar a los aficionados, y yo estoy entre ellos, con la belleza de tus faenas», añadió.

La Fiesta como arte

Luca de Tena reivindicó el valor de la Fiesta como arte: «Y ahora mismo, muy pocos diestros encarnan ese arte como Morante de la Puebla. En unas declaraciones a ABC dijo el maestro que “soñar el toreo es aún más hermoso que torear”. Déjanos soñar con que vuelvas a torear en Barcelona y lleves allí el aroma sevillano de tu estilo. Y que nos empujes a todos a seguir soñando el “sueño eterno” de la belleza del toreo», dijo entre la emoción de los «tendidos» de la biblioteca abecedaria, que colgó una vez más el cartel de «No hay billetes».

Tras su intervención –sigue ABC- los asistentes pudieron rememorar, a través de un vídeo, la torería de Morante, a quien Don Juan Carlos hizo entrega del galardón. Fue entonces cuando el premiado dirigió unas emocionadas palabras de agradecimiento: «Me llena de honor y alegría que nos acompañe Su Majestad Don Juan Carlos. Se me premia por una trayectoria y por mantenerme fiel a un estilo clásico en un tiempo en que lo moderno se mete en casa y en nuestra vida diaria, y que a mí me aburre tremendamente».

Pin It