¿Vargas Lleras se merece un coscorrón del Procurador?

Críticas por el acto político de despedida, que presidió Santos

Robledo, Ordóñez, Fajardo, Petro y todos los candidatos a la Presidencia deben estar incómodos –o rabiosos- por el despliegue enorme (cinco mil invitados) que tuvo el acto de despedida del vicepresidente Germán Vargas Lleras, aspirante a la jefatura del Estado.

Fue el lanzamiento de su campaña, fue un acto político, proselitista, disfrazado de entrega de cuentas, sugieren algunos. –Es la oportunidad para que la Procuraduría se pronuncie, dice el periodista Felix de Bedout, a propósito de testimonios según los cuales se contrataron buses para llevar empleados del gobierno al evento en Corferias.

Vargas Lleras se limitó –en su alocución- a presentar un resumen de sus grandes realizaciones en materia de vivienda e infraestructura, registradas en un libro que comenzó a circular el anterior fin de semana (¿quién pagó el libro?)

No dijo nada de sus aspiraciones presidenciales: -“Sé que muchos están esperando noticias, pero mi investidura me impide que incurra en terrenos farragosos. Espero referirme pronto sobre el futuro electoral. Eso espero señores senadores”, comentó.

-“Venga Germán, no le voy a dar un coscorrón. Le voy a poner la Cruz de Boyacá, la mayor distención para un colombiano”, dijo en broma el presidente Santos.

Lo del coscorrón lo recuerda bien el país. Vargas Lleras “coscorronió” a un hombre de su seguridad que le incomodó en un acto público. El video rodó por todas partes y el Vicepresidente se vio obligado a presentarle excusas, que también fueron mostradas al país.

Lo que muchos se preguntan esta mañana –después del balance lanzamiento, es si Vargas Lleras se merece un coscorrón del Procurador, Fernando Carrillo, por haber pisado (de ida y vuelta) las líneas que dividen el ejercicio del cargo público y la actividad proselitista.

“Hasta donde recuerdo –ni en la vida real ni en House of Cards– ningún ministro, comandante, director de departamento administrativo ni jefe de Estado se había ofrecido a sí mismo un homenaje de semejante naturaleza al marcharse de su cargo, con presencia de compañeros de gabinete, congresistas, altos funcionarios e, incluso, el propio Presidente de la República”, comenta Vladimir Florez, Vladdo.

Pin It