¿En qué se equivocó el director de Medicina Legal?

Luego de ocho años a cargo de la entidad, Carlos Valdés presentó su renuncia y reconoció haber cometido un error en el caso de Jorge Enrique Pizano.

Alrededor de la muerte del excontroler de la concesión Ruta del Sol II, se han generado diversas hipótesis y hasta el momento hay más incertidumbre que certezas. En las últimas horas un juez determinó que las pruebas recolectadas en su vivienda no eran válidas por la forma en la que fueron recolectadas.

Sobre dichas evidencias Carlos Valdés a cargo del Instituto Nacional de Medicina Legal desde 2011, dijo que se había encontrado sangre en una toalla y que en el cuerpo de Pizano no había rastros de cianuro, sustancia que terminó con la vida de su hijo, días después el presidente del sindicato de la entidad declaró en medios de comunicación que hubo irregularidades en la realización de los análisis en este y otros importantes casos.

Este jueves Valdés se reunió con el Fiscal Néstor Humberto Martínez y después en rueda de prensa anunció el abandono del cargo, “soy objetivamente, el único responsable de haber afirmado a la opinión pública que la mancha de sangre de que trata ese informe era sangre humana. Soy el único responsable", indicó.

El ex funcionario dijo que su equivocación obedeció a que asumió que se trataba de sangre humana y no solicitó un informe al laboratorio con información más detallada y se concentró solo en saber si había muestras de cianuro. Además indicó que se va de Medicina Legal para no afectar la credibilidad de la entidad.

Pin It