Decreto sobre porte de armas en Colombia desata polémica

El Presidente Iván Duque firmó en las últimas horas el Decreto 2362 que suspende el porte de armas en todo el territorio nacional desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2019.

La medida contempla casos excepcionales en los que las personas podrían solicitar un permiso especial cuando esté amenazada su integridad, el cual solo podría ser otorgado por el Ministerio de Defensa. Guillermo Botero señaló que se encuentran trabajando en unificar los requisitos para que la decisión de otorgar un salvoconducto no quede a libre albedrío de las autoridades.

Según las estadísticas de la policía a nivel nacional hubo una reducción en el número de homicidios y lesiones con armas de fuego desde el año 2013 hasta el 2018 años de vigencia de la suspensión. Se presentaron menos muertes violentas y alteraciones del orden público en la mayor parte de las zonas del país.

Muchas han sido las reacciones sobre las excepciones que plantea el decreto “los permisos para el porte de armas sólo pueden tener lugar en casos excepcionales. Esto es, cuando se hayan descartado todas las demás posibilidades de defensa legítima que el ordenamiento jurídico contempla para los ciudadanos” indica el documento.

La discusión gira en torno a la cantidad de personas que podrían acceder a salvoconductos ya que en el pasado unos 450.000 colombianos llegaron a portar armas de manera legal argumentando amenazas; en los últimos años la cifra logró reducirse a 7.000 civiles armados con autorización del gobierno.

Pin It