Un menor murió y otro está en cuidados intensivos por tomar purgante para animales

Al parecer los padres compraron el Quenopodio a un vendedor ambulante y lo suministraron a los niños de 10 y 14 años con el objetivo de desparasitarlos. El hecho se presentó en Soledad, Atlántico.

Según declaraciones que dio Pedro Antonio Buelvas, al periódico El Heraldo de Barranquilla, por sugerencia de un amigo compró el medicamento para suministrárselo a sus hijos, desconociendo que este era utilizado en animales y que el INVIMA prohíbe su uso en humanos.

Días después Cristian David de 14 años presentó problemas de salud por lo que fue trasladado a una clínica donde finalmente perdió la vida, mientras tanto Dayana de 10 años permanece en un centro asistencial en cuidados intensivos. Al parecer la madre de los menores también habría consumido Quenopodio.

La niña que se encuentra hospitalizada presenta un cuadro de intoxicación y tendría comprometido el hígado, presenta fallas renales y dificultades para respirar. Las autoridades de salud advirtieron sobre los riesgos de tomar este y otros medicamentos sin orientación de un experto de la salud.

Pin It