-AL AIRE-

La larga antesala que le hizo el gobernador al actor Hugh Jackman

 Hugh Jackman

Su visita disparó las ventas y la fama del café de Coocentral

La visita reciente al Huila del actor austriano Hugh Jackman causó tanto revuelo que muchos recordaron la conmoción que vivió el departamento cuando –hace 50 años- estuvo de visita el Embajador de la India y protagonizó uno de los episodios más pintorescos en la historia regional.

La diferencia aquí es que el embajador era un seminarista que falseó la identidad del diplomático y durante tres días la alta sociedad opita le rindió honores, mientras el actor Jackman (Volverine, en la triología de X-Men) no sólo era el artista en carne y hueso sino que se convirtió en el mejor promotor de los cafés del Huila, exaltándolo como “el mejor del mundo”.

Obviamente todos querían tomarse una foto con el personaje (también con el embajador de la India). Y hasta el gobernador de hoy, Carlos Julio González, le hizo una antesala de varias horas (cuatro o cinco) para “posar” con él, con la disculpa de entregarle un sombrero de Suaza, una de las insignias del departamento.

González debió suspender su agenda y muy aconductado esperó pacientemente a que los asesores y seguridad del actor discutieran una decisión que habían tomado: no recibir a ningún político. Logró el objetivo muy entrada la noche, la anhelada foto, y un breve saludo con intérpretes. Su oficina de prensa le sacó partido a esos minutos de gloria, al lado de Yackman.

Anécdotas de la visita.

La forma como se produjo la llegada de Jackman a Colombia y al Huila también tiene ribetes simpáticos, contados sin aspavientos por el promotor del suceso, el gerente general de Coocentral, Mauricio Rivera Vargas, una cooperativa de caficultores de Garzón y el centro del Huila, con más de cuatro mil afiliados, fruto de una vieja estrategia de la federación del ramo para garantizar la compra de café a los productores del país.

Rivera Vargas –agrónomo, nacido en Garzón, sus padres oriundos del Pital- es un hombre sencillo pero formidable gerente (12 años al frente de Coocentral), capaz de liderar y recibir la confianza de cuatro mil familias que le depositan la responsabilidad de vender su café por el mundo, sobre todo ahora cuando se vislumbran momentos críticos para el grano.

Cómo gestionó la visita de Jackman?

Yo no lo conocía ni sabía de la importancia del actor ni que le gustaba el café, tampoco que tenía una fundación ni una marca de café. Fue en una de las ferias –en Estados Unidos- que me abordan y me dicen que de esa fundación querían hablar conmigo porque el café que estaban promoviendo en su tienda era el que nosotros habíamos vendido a través de una empresa internacional.

Me llamaron para darle una donación a la cooperativa de productores, pero yo resulté invitándolos a la región, a que nos conocieran y que dispusieran ellos mismos de su inversión social.

Logré convencerlos de que vinieran y los atendimos de una manera muy afectuosa, con sancocho y comida típica incluida, de vereda en vereda. En medio de esos paseos insistimos en que trajeran al actor y nos dijeron que sí, pero nunca creímos. Casi tampoco lo creíamos el día que llegó.

Nos hicieron prometer silencio total sobre la visita, pero no faltó alguien que el día mismo de la llegada saliera a contar. Y ahí fue troya. Yo terminé siendo casi enemigo de muchos de los que querían tomarse la foto con el artista y casi ni nosotros podíamos por los niveles de seguridad que él trajo. Después se filtró la información a los medios de comunicación y el país entero se dio cuenta. Ahí vimos la importancia del personaje con 24 millones de seguidores en sus redes sociales y su relevancia en el cine mundial.

Todos querían tomarse una foto con él, desde el alcalde y el gobernador, todo el mundo pidiéndonos espacio y nosotros no lo teníamos ni para nosotros mismos.

Cuando Jackman llegó a nuestro hotel (el de la cooperativa) la gente se quería entrar a la brava, fue toda una odisea manejar el asunto. Pero valió la pena, ha sido muy gratificante para el departamento porque hoy es reconocido nuestro café como el mejor del mundo y ha salido en CNN y en todos los medios internacionales la visita del artista y los videos de la región lo han visto más de 1 millón de personas y sin duda esa relación que se afianzó con él traerá cosas buenas para el Huila. Toda esa experiencia es gratificante por los logros que obtuvimos.

Un hombre fantástico

¿Cómo resultó Hugh Jackman como persona?

Es una cosa él como persona y otra cosa los esquemas de seguridad, no sé si es que les meten mucho terror, pero el artista de cine es fantástico, muy amable. Incluso le comentamos que en la zona donde estaba había una niña enferma de cáncer y que el sueño era verlo y él se fue hasta la finca de la niña, la acompañó y se tomó la foto. Imagínese el momento, el famoso actor de cine en su casa, casi una locura. Los esquemas de seguridad terribles.

 Hugh Jackman

¿Su señora emocionada?

Ella sí pudo tomarse una foto, pero después quería llevar a sus amigas. Entonces también estaba peleando conmigo, uno que más quisiera que todo el mundo pudiera. Ella lo logró porque lo recibimos en nuestro hotel hacia las 12 de la noche que llegó y nos saludó, después ya no era posible por los temas de seguridad y ahí están los recuerdos. Hay una amistad porque hemos mantenido la comunicación con la fundación y nos vamos a ver en Estados Unidos a ver si podemos negociar otro café y ojalá lo podamos traer nuevamente.

El café se disparó a nivel mundial

¿De qué manera mejoró Coocentral a partir de ese buen encuentro?

Nosotros podemos decir que la historia de Coocentral y la historia del Huila como productora de café pudo haber cambiado sustancialmente con esa visita. Son 24 millones los seguidores de Jackman que saben que el mejor café está en Colombia, en el Huila, él dijo que el mejor estaba aquí y así es. Después de eso todo el mundo tiene que ver con el café y nos preguntan de todo el mundo.

Nuestro café es una maravilla y lógicamente aprovechamos este hito histórico de la visita de un actor de Hollywood para promover nuestro café y hoy las puertas que se están abriendo seguramente van a ser más.

El café colombiano ante una crisis inminente

En el contexto internacional ¿Cómo se ubica nuestro café?

Colombia hoy es el tercer país productor de café, detrás de Brasil y Vietnam. Colombia sigue siendo reconocido por el café suave pero hoy la imagen de la calidad ya es compartida con muchos otros países, nos hemos quedado durmiendo en los laureles y otras naciones están trabajando en la calidad.

¿En materia de precios estamos pasando por un mal momento?

Sin duda, estamos preocupados. La información que llega de todas partes del mundo es que habrá una gran cosecha que está próxima a iniciarse en el mes de mayo y la información es que habrá sobreproducción y los precios se pueden deprimir aún más en Colombia. Hay una alerta roja y estamos en el limbo de los costos de producción.

Hoy en Colombia producir café sólo alcanza para recuperar los gastos y si sigue bajando habrá perdidas y por consecuencia afectación en la economía de todos los municipios. En el Huila hay dinámica económica cuando hay cosechas de café. El sólo impacto en Garzón en la disminución en la producción de café por el precio sería de $30 mil millones en la economía. En el Huila pueden ser 400 mil millones de pesos menos con la disminución en los precios del café y si le sumamos el impacto en la rentabilidad y el trabajo es verdaderamente preocupante.

¿Ya se siente la inminencia de un momento crítico?

Estamos en el punto de inflexión con un precio de $700.000. De ahí para abajo hay perdidas, desolación y tristeza. Desafortunadamente la información a nivel internacional no es optimista, todo indica que los precios seguirán ahí o pueden bajar más, a no ser que pase algo atípico, que en el mercado del café tristemente es la tragedia de unos y el bienestar de otros. Si hay heladas en otras zonas se podrían recuperar los precios pero en este momento todo indica que no.

¿Cuál es la reacción del Gobierno Nacional sobre el tema?

Ya hay muchos comunicados de las dignidades cafeteras, de los comités municipales, departamentales e incluso la misma Federación se ha acercado al gobierno central a decirle de la inminencia de una crisis del café, de una situación económica complicada en los productores y la respuesta hoy es que no hay recursos y no hay plata para intervenir de manera directa el precio del café. Están esperando que el mercado evolucione positivamente y que haya cambios en el gobierno. Lo que tenemos hoy es una incertidumbre total y no sabemos si va a haber algo definitivo o no.

La compleja personalidad del huilense

¿Cómo analiza al Huila?

Lo que tiene el departamento como clima, productos es muy grande, nos falta cambiar la actitud de nuestra gente y seguramente habría muy buenas posibilidades.

¿Es factible cambiar la actitud de la gente?

Es difícil porque en el huilense hay la cultura de la envidia, del no se puede y de que si a alguien le va bien miro como lo tumbo para que le vaya mal. Si alguien se enriquece es porque está robando y es muy compleja la personalidad del huilense porque no trabaja en equipo, es dado a ser muy individualista y no creer que es posible hacer las cosas. Enfrentarse ante esa actitud no es fácil. Es encontrar constantemente obstáculos, enemigos que no se han construido. Si lográramos cambiar ese chip seguramente el departamento cambiaría radicalmente.

En una frase ¿cómo resume al huilense de hoy?

El huilense es todo un mar de posibilidades y un mar de dudas, porque no se las cree.

Yo soy un convencido de que sí se pueden hacer las cosas, de que se puede cambiar la actitud, de que las cosas se pueden hacer y evidentemente pienso un poco diferente a la gran mayoría de los huilenses. Es enamorarse de lo que uno hace y el huilense tiene ese reto para crecer como departamento.

¿Tenemos los líderes para cambiar radicalmente?

- Nos estaríamos engañando cuando decimos que San Agustín es la capital arqueológica del mundo y que queremos que se llene de turistas cuando no tenemos una buena carretera o que el desierto es de mostrar pero tampoco hay buenas vías

La falta de líderes efectivos es lo que nos tiene así. Si queremos traer a la gente primero tenemos que cambiar el chip nosotros, tenemos que construir más líderes y exigirle al gobierno que aquí se inviertan los recursos. Para que haya desarrollo turístico debe haber infraestructura.

El Estado no es lo suficientemente solidario con los caficultores?

Hoy alegan que no tienen recursos, que está la olla raspada, pero yo creo que una profundización de la crisis que hay el primer afectado va a ser el gobierno, porque son 560.000 familias las que vivimos del café y detrás de eso hay regiones enteras. El balón está en manos del gobierno.

¿Hay paz en el campo colombiano?

En el Huila y la zona donde estamos hemos tenido la presencia de la extorsión siempre, aunque siempre hemos vivido en relativa paz. Hoy en día se siente que hay más esperanza, si ha desaparecido la presencia física pero no dejan de llegar rumores de re-poblamiento de grupos armados: Ojalá se consolide un proceso de paz de verdad con oportunidades para que aflore verdaderamente un desarrollo económico.

Pin It