Un Gorky lleno de vida

Por: Edgar Andrés Artunduaga

Tengo que reconocer que hace 9 meses desconocía quien era el hoy alcalde electo de Neiva y lo digo con sinceridad porque empecé a escuchar su particular nombre desde el momento en que le pregunté a mi padre quien era la mejor opción para la ciudad y sin titubear me respondió que su voto era por Gorky Muñoz. Conociendo su escepticismo por los políticos, me intrigó conocer un poco más de la vida del hombre al que mi padre le estaba dando su voto de confianza.

Una vez consultadas varias páginas de Internet, no pude evitar hacerme la misma pregunta que muchos neivanos tenían en su momento, ¿Su estado de salud le permitirá administrar una ciudad con tantas complejidades como Neiva? Sus contradictores no dudaron ni un segundo en atacarlo por su imagen delgada que como el mismo confiesa parece un “caballo de guarapería”.

Dejé pasar unos días y le pregunté a mi padre nuevamente el motivo por el cual estaba apoyando a una persona que podía “quedarse sin gasolina” por así decirlo, en una carrera en donde la meta era solo el comienzo. Me dijo que había compartido con Gorky en varios espacios y que consideraba que sus propuestas eran las más acertadas, al indagar sobre su salud me contó que logró vencer un cáncer que por poco le quita la vida pero que ni la enfermedad que había padecido había podido disminuir sus ganas de llevar un mensaje de esperanza a los neivanos que requieren acciones inmediatas.

Infortunadamente y como la vida es una tómbola, la muerte sorprendió a mi padre y nuestras conversaciones sobre el futuro alcalde quedaron en esa ilusión de un nuevo cambio para los neivanos que anhelan medidas urgentes en aspectos de seguridad, movilidad, infraestructura vial, atención hospitalaria, alumbrado público, un nuevo estadio apto para nuestros deportistas y eventos e infinidad de necesidades que urgen de un capitán para este barco que está encallado por falta de liderazgo y gestión.

Como era de esperarse, quería conocer al gran Gorky Muñoz que me describió mi padre y me sorprendió aún más al encontrarme con una persona sencilla, descomplicada, pausada al hablar, inteligente y sin reparo alguno en expresar sus sentimientos en público. Me confesó el cariño que le tenía a mi padre y con ojos llorosos me aseguró que su mayor deseo era convertirse en el mejor alcalde del país y no para figurar en las encuestas sino para que Neiva se convirtiera en un referente nacional.

Desde que fue elegido alcalde, le he seguido la pista de cerca y me doy cuenta que tiene los objetivos claros, es un hombre lleno de vida y sin temor a equivocarme estoy seguro que con Gorky Muñoz, los neivanos ganamos y vamos pa' lante. Aún así, no dejaremos desde Artunduaga Noticias que baje la guardia.

Feliz Navidad y bendiciones para todos los Huilenses en este nuevo año que llega.

La movilización social la auspician los medios

Por: Hugo Fernando Cabrera Ochoa

Durante el último año, a nivel mundial, se han desarrollado importantes movilizaciones sociales en rechazo a lo que ha sido considerado como abuso de poder de quienes gobiernan los diferentes países en los que se han protagonizado dichas protestas.

En octubre del año pasado, se conformó en Francia un grupo que se denominó “Los chalecos amarillos”, el cual tuvo su origen en la difusión en las redes sociales de llamadas de los ciudadanos a protestar contra el alza en el precio de los combustibles, la injusticia fiscal y la pérdida del poder adquisitivo. El movimiento se presentó en los medios de comunicación como espontáneo y transversal.

Gracias a la difusión que se hiciera a través de los medios de comunicación tradicional, así como por internet, acerca del surgimiento de este colectivo, rápidamente se replicó en otros países tales como Bélgica, Países Bajos, Alemania, Italia, y España.

A comienzos de este año y durante todo el primer semestre, surgió lo que los medios de comunicación denominaron “La primavera de 2019”, para nombrar el inicio de todo un año de manifestaciones en muchos países del mundo.

Hong Kong, República Checa, Kasajistán, Argelia y Sudán son algunos de los territorios en donde la ciudadanía se movilizó para rechazar ciertas políticas que se pretendían imponer o se han impuesto y que han sido consideradas lesivas a los intereses de la población de cada uno de esos países.

Según el diario El Espectador, “en lo que parece una tendencia global de movilizaciones sociales, 2019 parece retomar algunos elementos de hace 30 años. Alrededor del mundo son muchas las naciones que están viviendo procesos sociales complejos, en los que la gente enérgicamente les pide mayor responsabilidad a quienes ostentan el poder”.

Desde el 21 de noviembre comenzó en nuestro país una gran movilización ciudadana en protesta hacia lo que se ha denominado “el paquetazo de Duque”, el cual, según el “Comité Nacional del Paro”, contiene las reformas laboral, pensional y tributaria, la privatización del aparato productivo del Estado y del sector financiero estatal por medio del Holding, el tarifazo nacional en favor de Electricaribe, el incumplimiento de los acuerdos con sectores sindicales, sociales y estudiantiles, y la restricción del derecho a la protesta social, entre otros puntos.

De todo lo que ha venido sucediendo se ha enterado la opinión pública gracias a los medios de comunicación y las redes sociales, canales mediante los cuales se muestra la realidad nacional tal cual es, sin los maquillajes que acostumbradamente se han utilizado debido a la manipulación ejercida por parte de quienes ostentan el poder.

Publimetro anuncia en su portal web, que una nueva jornada de manifestaciones se vivirá en el país durante estos días, así que, en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga e incluso Neiva, podría haber algunas marchas, aunque en realidad lo que se ve es a una población pendiente de las fiestas navideñas y de fin de año.

Así como los medios de comunicación se encargaron de hinchar las marchas iniciales, también se dedicaron a menoscabar las intenciones de los manifestantes, y hoy, gracias a éstos, las movilizaciones perdieron la fuerza que algún día tuvieron.

Inconformismo nacional con el gobierno

Por: Tomás Murcia Olaya

Los colombianos nos preguntamos todos los días, qué es lo que pasa con el gobierno nacional que nada le sale bien, por qué todas las propuestas que este gobierno ha planteado han sido un chasco como coloquialmente se dice, tanto jurídico como legislativo y por supuesto socialmente?. Qué ha pasado con todas las promesas de campaña que nos vendieron e ilusionaron y que hasta la fecha no han tenido un impulso gubernamental ni mucho menos el cumplimiento de las mismas?.

Nadie niega que las intenciones del presidente duque de una u otra forma puedan ser buenas, pero entonces, qué es lo que ocurre en estos más de 16 meses de gobierno, por ejemplo, el día de hoy, nuevamente se debate la hundida ley de financiamiento presentada en el periodo legislativo anterior y que se cayó por vicios de forma, a esta ley ahora llamada de crecimiento le espera un futuro incierto, muchos le apuestan a que no pasara en alguna de las dos cámaras y volverá a tener el infortunio de la reforma a la justicia y la reforma política.

Ante este panorama la sociedad vuelve y se pregunta: “qué pasa con este gobierno”?, las respuestas pueden ser muchas, pero las más acertadas señalan que el presidente duque está atrapado por un globo sectario y mediocre que dirige su gobierno y que lo llevó al poder, otros afirman que el circulo que lo rodea es de altísima arrogancia y con una idea de una Colombia muy alejada de la realidad que vive nuestra sociedad, y otros, exponen que tanto su gabinete como sus aliados que ha puesto en el congreso no han dado pie con bola y mucho menos tienen una conexión con las regiones.

En fin, el presidente tiene que tomar los correctivos necesarios y empezar a gobernar y a cumplir lo que prometió, Colombia no aguantaría que pasemos 32 meses más en reformas caídas y con arrogantes personajes dirigiendo los destinos de la patria. Un cambio de gabinete sería el comienzo de un nuevo gobierno.