Un Gorky lleno de vida

Por: Edgar Andrés Artunduaga

Tengo que reconocer que hace 9 meses desconocía quien era el hoy alcalde electo de Neiva y lo digo con sinceridad porque empecé a escuchar su particular nombre desde el momento en que le pregunté a mi padre quien era la mejor opción para la ciudad y sin titubear me respondió que su voto era por Gorky Muñoz. Conociendo su escepticismo por los políticos, me intrigó conocer un poco más de la vida del hombre al que mi padre le estaba dando su voto de confianza.

Una vez consultadas varias páginas de Internet, no pude evitar hacerme la misma pregunta que muchos neivanos tenían en su momento, ¿Su estado de salud le permitirá administrar una ciudad con tantas complejidades como Neiva? Sus contradictores no dudaron ni un segundo en atacarlo por su imagen delgada que como el mismo confiesa parece un “caballo de guarapería”.

Dejé pasar unos días y le pregunté a mi padre nuevamente el motivo por el cual estaba apoyando a una persona que podía “quedarse sin gasolina” por así decirlo, en una carrera en donde la meta era solo el comienzo. Me dijo que había compartido con Gorky en varios espacios y que consideraba que sus propuestas eran las más acertadas, al indagar sobre su salud me contó que logró vencer un cáncer que por poco le quita la vida pero que ni la enfermedad que había padecido había podido disminuir sus ganas de llevar un mensaje de esperanza a los neivanos que requieren acciones inmediatas.

Infortunadamente y como la vida es una tómbola, la muerte sorprendió a mi padre y nuestras conversaciones sobre el futuro alcalde quedaron en esa ilusión de un nuevo cambio para los neivanos que anhelan medidas urgentes en aspectos de seguridad, movilidad, infraestructura vial, atención hospitalaria, alumbrado público, un nuevo estadio apto para nuestros deportistas y eventos e infinidad de necesidades que urgen de un capitán para este barco que está encallado por falta de liderazgo y gestión.

Como era de esperarse, quería conocer al gran Gorky Muñoz que me describió mi padre y me sorprendió aún más al encontrarme con una persona sencilla, descomplicada, pausada al hablar, inteligente y sin reparo alguno en expresar sus sentimientos en público. Me confesó el cariño que le tenía a mi padre y con ojos llorosos me aseguró que su mayor deseo era convertirse en el mejor alcalde del país y no para figurar en las encuestas sino para que Neiva se convirtiera en un referente nacional.

Desde que fue elegido alcalde, le he seguido la pista de cerca y me doy cuenta que tiene los objetivos claros, es un hombre lleno de vida y sin temor a equivocarme estoy seguro que con Gorky Muñoz, los neivanos ganamos y vamos pa' lante. Aún así, no dejaremos desde Artunduaga Noticias que baje la guardia.

Feliz Navidad y bendiciones para todos los Huilenses en este nuevo año que llega.

Pin It