EL PÁNICO POR EL COVID 19

Por: Hugo Fernando Cabrera Ochoa

No deja de asustarnos a todos la posible llegada de la terrible enfermedad conocida mundialmente como “Coronavirus”, nombre dado a ésta, debido al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o a una aureola y se trata de un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales.

Buscando información relacionada con este tema tan importante, encontré que los coronavirus son una familia de virus descubierta en la década de los años sesenta, pero cuyo origen es todavía desconocido. Sus diferentes tipos provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave (una forma grave de neumonía).

Durante este siglo se han identificado tres brotes epidémicos importantes causados por coronavirus, el SRAS-CoV, o síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS, también conocido como SARS y SRAG), el cual se inició en noviembre de 2002 en China, afectando a más de ocho mil personas en 37 países y provocó más de setecientas muertes.

En el año 2012 fue detectado por primera vez el MERS-CoV, coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) en Arabia Saudita. Hasta octubre de 2019 se habían detectado cerca de 2.400 casos de esta infección en distintos países, con más de 800 muertes como consecuencia del mismo.

Y finalizando el año pasado, apareció el COVID 19, con brote de los primeros casos en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces la aparición de nuevos infectados por el virus COVID 19 (conocido inicialmente como 2019nCoV) ha sido continuo y su transmisión de persona a persona se ha acelerado intensamente.

Los casos declarados de neumonía de Wuhan ya superan significativamente las cifras de la epidemia de SRAS y la tasa de mortalidad preocupa cada día más a las autoridades sanitarias en todo el planeta.

Las autoridades colombianas han tomado las medidas pertinentes para evitar la llegada de esta enfermedad a nuestra patria, no obstante, no estamos totalmente blindados ante esa posibilidad dado el traslado continuo de pasajeros desde y hacia diferentes países, la llegada diaria de aviones y barcos provenientes de múltiples orígenes, no necesariamente China, pero que por una u otra razón puedan traer pasajeros que hayan tenido contacto con alguna persona contagiada, ojalá que no vaya a ser así.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha venido informando que se trabaja intensamente en desarrollar una vacuna que pueda frenar esta epidemia y con el medicamente se pueda controlar la propagación a más naciones del temible virus, pero aún no ha sido posible lograr tal avance científico.

Esperemos con fe y esperanza que las superpotencias mundiales, con sus equipos de expertos científicos, puedan tener éxito en la búsqueda de los antivirales necesarios para frenar la expansión de este nuevo coronavirus que tanto pánico genera.

Pin It