DOS CLUSTER TURÍSTICOS PARA EL HUILA

Escrito por Tomás Murcia Olaya

Nuevamente se habla de uno de los temas más importantes en las apuestas productivas de nuestra región, el turismo y el desarrollo que este sector debe tener en el Huila, entre ellos, la implementación y consolidación de dos cluster turísticos que serían los nuevos componentes para potencializar, modernizar y articular el crecimiento de uno de los sectores más interesantes que tenemos para crecer socialmente y económicamente.

El Huila, requiere de la implementación de dos cluster, el del sur, teniendo como entrada al centro del departamento y todas sus propuestas turísticas de esta parte de nuestra región. Gigante, Garzón y demás poblaciones del centro, nos presentan una variada oferta que va, desde el turismo religioso, gastronómico, histórico, de aventura y de descanso, que se complementa con el arqueológico y natural de las municipalidades del sur. El otro y muy importante es el del norte, para nadie es un secreto que el desierto de la tatacoa, ha tenido en los últimos años un enorme incremento de visitantes y una difusión en el contexto nacional que constantemente señalan su belleza y su variada oferta, a este cluster, deben acompañarlo otros mercados como las que ostenta rivera con todos sus servicios gastronómicos, habitacionales, afluentes hídricas y demás que para la población local y regional son muy conocidos, pero no debemos dejar de un lado a Yaguará y la atracción que ofrece Betania, así como la delicias que ostenta hobo y el potencial agrícola de campoalegre sin desconocer similares maravillas que otros municipios del norte y occidente del Huila nos presentan.

Por eso, es tan importante la organización que debe tener el sector turístico del huila para mejorar su competitividad y la economía regional, los opitas estamos escuchando por estos días propuestas para mejorar la productividad y el crecimiento del departamento, que esperamos se consoliden muy pronto y se señale el derrotero a seguir, debemos tener claro, que nuestra comarca, solo tienen dos características para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, el turismo y la agricultura, que son los dos sectores que más aportan al desarrollo regional, y que de seguro, al verlos bien organizados e industrializados, le darían al huila un enorme potencial económico del que nos hablan mucho pero se desconoce cómo hacerlo.

EL FÚTBOL. UNA OPORTUNIDAD DE VIDA

Escrita por Jorge Fernando Perdomo

Hace algunos años, la Dimayor, organismo que representa el futbol profesional en Colombia, levantó una estadística para medir la participación de las regiones en esta actividad y los resultados fueron desalentadores para nuestro departamento. Muy pocos huilenses participaban en las nóminas de los equipos profesionales.

La razón, se pudo identificar en una situación estructural: la ausencia de escenarios para la práctica del futbol y de formadores del talento, que conlleva inexorablemente a la falta de oportunidades.

En el recorrido que se efectuó por la geografía de la región se pudo verificar, que nuestros municipios carecían de canchas de futbol en buenas condiciones, que muchos esfuerzos que se habían hecho en este sentido, por la desidia de sus gobernantes terminaron siendo “potreros” donde pastaban semovientes (descripción literal de lo que se observó en un municipio del suroccidente) y lo más lamentable, que el talento, muchas veces innato, de nuestros jóvenes terminaba desperdiciado por falta de formadores o instructores debidamente calificados para ayudar a forjar los sueños de esos jóvenes que se terminan perdiendo en medio del olvido y la frustración.

Muchas voces reclaman, al equipo que lleva nuestros colores, el atlético Huila, la falta de posibilidades para que esos jóvenes puedan tener una oportunidad.

Y es que el futbol, hoy más que hace varios años, es una oportunidad de vida. Cuando vemos, que chicos de origen humilde, se destacan por su talento y su capacidad en esta disciplina y logran ser calificados como verdaderos portentos o crack, logrando remuneraciones exorbitantes, mejorando su condición de vida y la de su familia, pero además generando orgullo para sus terruños, entendemos la verdadera importancia de generar, las condiciones necesarias para posibilitar que el Huila se convierta en una potencia futbolística. Por fortuna la situación está cambiando en cuanto hace referencia a la primera parte de la ecuación.

Por todos los municipios se están construyendo canchas de futbol, muchas en grama sintética que tienen la virtud de soportar la inclemencia de nuestro clima y el uso intensivo. Pero se debe tomar conciencia, que en la formación del talento en las fuerzas básicas es absolutamente vital, la presencia de instructores calificados. En esta responsabilidad de los gobernantes por parte de las oficinas de deporte, debe privilegiarse la formación del nuevo y joven futbolista con características de excelencia, que tiene infinidad de aspectos relevantes, que van desde la motricidad, la destreza con el balón, el desarrollo físico, táctico y cognitivo.

En la parte final de la ecuación está el equipo de la tierra, a quien le corresponde contribuir en la formación, pero sobre todo dar las oportunidades.

Pero es evidente que solo cuando nuestros jóvenes estén en esa condición de formación y capacitación equivalentes a los de las demás regiones, todos los equipos del futbol profesional, no solo el Atlético Huila, dirigirán su mirada a nuestro departamento como una potencia futbolística. Esa es la responsabilidad de todos, Gobernantes y Atlético Huila. Hacer del fútbol, una oportunidad de vida.

SERVIDORES Y EMPLEADOS PÚBLICOS PARA LA GENTE

Por estos días vimos posesiones y nuevas caras en las administraciones territoriales, en las diferentes alcaldías, gobernación e institutos descentralizados. Con gran expectativa inician la construcción de los planes de desarrollo que se harán de la mano de los concejos municipales, asamblea departamental, consejos territoriales de planeación y la corporación autónoma regional CAM.

Según el artículo 123 de la Constitución de 1991 de Colombia, "los servidores públicos son los miembros de las corporaciones públicas, lo empleados y trabajadores del Estado y de sus entidades descentralizadas territorialmente y por servicios". Los empleos en los órganos y entidades del Estado son de carrera.

Vemos en el ciudadano con frecuencia un descontento generalizado, el funcionario público en su gran mayoría actúa con negligencia, descomedimiento, antipatía y arrogancia a quienes inician cualquier proceso público de trámite, servicio o beneficio. Estos son directamente la cara de los mandatarios y de su gobierno.

Ha dado lugar para que personas que por primera vez que asumen esta responsabilidad y otros repitan esta oportunidad, se les elevé los humos, se les crezca el ego y desconozcan que el constituyente primario es el común denominador de la administración pública. Y no solo quienes ostentan altos cargos si no también quienes tienen cargos medios o bajos.

Hay funcionarios que no perciben que la responsabilidad pública es un gran desafío y una gran oportunidad, además que esta suele ser pasajera, que en esto se asume un compromiso y una disposición permanente para colaborar con los ciudadanos que demandan información y respuestas, así estas sean negativas.

Desconcierta la descortesía con que reciben al ciudadano, muchas veces no saludan, no responden, ni mucho menos solucionan la problemática particular o colectiva de quien disponen de la función pública para buscar una respuesta concreta. Se quisiera entender que el funcionario y el empleado público, es de carne y hueso, también tienen presión y que a la vez enfrentan en su trabajo y vida personal el estrés, y el mismo ritmo diario, pero este debe tener la capacidad de responder a cada momento del ambiente laboral, aun así, cuando este sea difícil.

En suma, de uno y otro lado se dan condiciones que hacen, que, en muchos casos, la relación funcionario público-ciudadano se convierta en algo muy ingrato y esto explica la mala imagen que de aquellos se ha consolidado en la sociedad.

No obstante, la mayor responsabilidad recae en los servidores públicos que además de formarse para generar una relación amable y considerada, deberán educar a los ciudadanos con su comportamiento respetuoso y diligente, entendiendo que, en muchos momentos, ellos mismos actúan como ciudadanos ante otro que es funcionario público al cual demandan un servicio y de quien esperan respeto y diligencia.

La impaciencia y la intolerancia es creciente cada vez más en nuestro país y es más el desprestigio de la institucionalidad. No solo está en manos del alcalde y el gobernador devolverle la confianza al ciudadano, es de quienes lo rodean. A sus secretario, gerentes y directores, pero también a concejales y diputados. Reciban la comunidad, atiendan las problemáticas que son miles, atendamos el teléfono, salgamos de las oficinas y salgamos a la calle a ser facilitadores y solucionadores.

Ahora, comenzando un nuevo año y una nueva administración en el departamento y municipio debemos, ciudadanos y servidores públicos, modificar ciertos comportamientos. Sólo si actuamos así, estaremos aportando al logro de una grata convivencia y a la construcción de la paz en nuestro entorno.

ESTAMOS BAJO AMENAZA

Escrito por Edgar Andrés Atunduaga

Para nadie es un secreto que indagar, exponer, denunciar y destapar las ollas podridas de la corrupción en el mundo entero es una tarea peligrosa, honorífica y malagradecida. Lo digo porque el investigar una noticia turbia (pan de cada día) suele requerir de mucha dedicación, esfuerzo, integridad e imparcialidad, virtudes olvidadas por los periodistas de hoy en día.

Las facultades de comunicación social y periodismo hacen un gran esfuerzo por instruir e inculcar en sus alumnos y futuros profesionales valores y herramientas para su vida profesional pero la realidad los obliga a destruir sus ideales y los conduce a dejar de lado su instinto periodístico y suplicar a las grandes cadenas por un puesto que no explota su potencial pero les ofrece una “estabilidad” emocional, teniendo en cuenta que las pequeñas empresas en su mayoría independientes cada día tienen menos oportunidades en este espacio tan deseado por muchos pero tan golpeado económicamente. Un claro ejemplo de esto es el caso de Noticias Uno, quien carga en su pecho varios premios y galardones por la seriedad de sus periodistas y reporteros quienes han ayudado a destapar los crímenes y hechos de corrupción más grandes de nuestro país.

No obstante sus esfuerzos, sus directivas se enfrentan diariamente con una situación económica adversa, la amenaza de cierre es latente y la única salida es ceder y doblegarse ante los administradores de la cartera, quienes sin pertenecer al medio de comunicación autorizan qué se publica y que no, manipulando la información y obviamente al receptor de la misma.

El noticiero ARTUNDUAGA NOTICIAS desde su primer día en cabeza de Édgar Artunduaga Q.E.P.D., asumió el gran reto de ir contra la corriente e informar con rigor e imparcialidad, papel que ha continuado en cabeza del reconocido periodista Norberto Antonio Castaño Buitrago quien en el corto tiempo que lleva como director de noticias de este informativo ha contribuido con sus denuncias a la destitución e investigación disciplinaria y penal de varios alcaldes, senadores y altos funcionarios públicos del departamento quienes están inmersos en conductas delictivas y que en algunos casos ya hoy los tiene tras las rejas.

Infortunadamente esta labor rigurosa como periodista lo tiene bajo amenaza, su vida y la de sus seres queridos corre peligro de acuerdo a información de organismos de inteligencia y servicios de seguridad. La Unidad Nacional de Protección – UNP conoce del caso pero trabaja lento y la Policía actuando de manera más diligente dispuso un esquema de seguridad para su protección pero advierte que los enemigos de la verdad presuntamente ya han invertido fuertes sumas de dinero para silenciarlo de manera permanente.

La familia Huila Stéreo hace un llamado urgente al Gobierno Nacional, Departamental y Municipal para que garantice la vida de nuestro Director de Noticias y la de su familia e investigue la fuente y los autores de las amenazas que hoy en día tienen al mejor periodista del Huila en un peligro inminente.

Por eso es nuestro deber como colombianos pero principalmente como huilenses apoyar de manera incondicional a Norberto Antonio Castaño y a su equipo de trabajo y hacer un llamado de alerta para que se garanticen los derechos a la libertad de prensa, libre expresión pero por encima de todo a nuestro derecho más importante, EL DERECHO A LA VIDA.

No permitiremos intimidaciones, porque como dice nuestro amigo Norberto Antonio Castaño Buitrago en todas las transmisiones “SOMOS LA VERDADERA RADIO REGIONAL DEL HUILA”.

LOS PENDIENTES

Escrita por: Jorge Giraldo Acevedo,

Íquira es uno de los 37 municipios del departamento del Huila.

Allí la principal gestión por parte del alcalde, Yadnolver Correa Tamayo, es la de lograr la construcción de la vía entre Yaguará e Íquira y para ésto el mandatario local requiere del Concejo Municipal que preside Jaime Humberto Toro Vallejo y también la colaboración de la administración a cargo del alcalde de Yaguará, Juan Carlos Casallas Rivas. La vía Yaguará e Íquira está en pésimas condiciones desde hace varios años.

Otro tema fundamental es el "elefante blanco" del matadero público; esta obra sin concluir, que ya tiene más de 16 años de programada, no sirve para nada; sugerimos que las instalaciones, es decir las estructuras de la fracasada obra, sean cedidas al SENA para que allí se realicen labres de aprendizaje

El tercer tema pendiente, por parte de la alcaldía y el concejo de Íquira, está en la gestión para la construcción de más vías en el sector rural mediante el sistema de placa-huella. Estas obras beneficiarán al sector campesino de la región.

Finalmente el alcalde de Íquira, Yadnolver Correa Tamayo, tiene el pendiente de darle una solución a la invasión de unas 100 personas que se presenta desde hace 3 meses cerca al área del fracasado matadero público y del barrio "los amigos"; a esas familias , que aún no tienen un inmueble donde vivir, la alcaldía debe proporcionarles una solución en materia de vivienda.

En cuanto a las principales gestiones en materia económicas del municipio de Íquira están las actividades agropecuarias y se destaca la producción cafetera.

Por la parte turística se encuentra la Reserva Forestal de Tarpeya; esta reserva atrae a muchas personas extranjeras y nacionales. En conclusión y en el marco general de asuntos que interesan a la población de la mayoría de los municipios colombianos, deseamos que los alcaldes no se duerman en los laureles y procedan a realizar pronto las obras que interesan y benefician a sus gobernados porque el tiempo que se pierda es irreparable.