-AL AIRE-

Frank corredor, su hotel en Villavieja y la burla a las autoridades ambientales

Frank corredor, su hotel en Villavieja y la burla a las autoridades ambientales

El pasado 1 de febrero de 2018, la CAM (autoridad ambiental de la región) envió un funcionario al hotel Bethel Biolury, en el desierto de La Tatacoa, para verificar una irregularidad, y no pudo pasar de la recepción.

Ha sido un permanente desafío a todas las autoridades que han pretendido ponerle freno a los abusos cometidos por Frank Corredor, el propietario, valido de un sospechoso poder económico y político.

La CAM se ha esforzado por hacer respetar el desierto, sin lograrlo. La Procuraduría Agraria Regional ha formulado reclamaciones tibias. Y el alcalde de Villavieja ha hecho mutis por el foro, que traducido al lenguaje popular quiere decir lo que ustedes se imaginan.

Desde 2012, Corredor comenzó a esquivar la ley.

En marzo de 2015, un equipo de la CAM estableció “afectación directa e indirecta a los recursos naturales en inmediaciones del distrito regional de manejo integrado de La Tatacoa”. Y precisó que “se evidencia material forestal que requiere salvoconducto de movilización.

“Durante la visita se solicitaron los documentos, permisos de concesión de aguas superficiales, permiso de vertimientos líquidos, licencia de construcción y documentos que amparen la legalidad del material forestal, y no fueron presentados…”.

Se impuso medida preventiva que ordenaba la suspensión de toda actividad de construcción en el predio en referencia.

El 1 de julio de 2015 se expidió un pliego de cargos por no contar con el certificado de uso favorable y sin licencia de construcción expedido por autoridad competente. Ese año –dice un informe a 31 de diciembre- “nunca soportó certificado de uso del suelo ni licencia de construcción”.

El 5 de enero de 2017, la CAM hizo otra visita técnica al lujoso y ya acreditado Bethel Biolury hotel (la verdad es que se la ha pasado en eso). Y nada se había corregido:

-“Se identificaron graves afectaciones al medio ambiente y se recomienda la suspensión inmediata de captación de recurso hídrico, suspensión inmediata de actividades que no se enmarquen en el acurdo 012 de 2015 de la CAM, suspensión inmediata de uso y aprovechamiento de especies forestales, suspensión inmediata de inadecuada disposición de residuos sólidos…”.

Le notificaron a Yordan Aris Pacheco (alcalde de Villavieja) y se le comisionó para el cumplimiento de medidas preventivas. Obviamente no hizo nada, como no ha hecho nada en toda su administración.

En agosto de 2017 la CAM y la procuraduría agraria le seguían rogando a Frank Corredor que corrigiera el camino.

Y todo parece indicar que se aburrieron o se doblegaron porque “no volvieron a molestar”. A pesar de que se evidencia el incumplimiento de las medidas y la violación de la normatividad ambiental por parte del infractor, ni el municipio de Villavieja, ni la CAM han actuado en los últimos meses. El procurador agrario ya fue al hotel o está esperando una invitación.

El tema es largo y con muchas aristas, algunas más espinosas que los cardos que rodean el hotel.

Pin It