-AL AIRE-

Sandra Hernández pone “en pausa” candidatura a la alcaldía de Pitalito

Sandra Hernández

Sobre el gobernador dice que “fue muy lento en la planificación y toma de decisiones”

 Sandra es diputada y renunció a la presidencia de la corporación para no inhabilitarse como candidata a la alcaldía de Pitalito, aspiración que acaba de congelar por la enfermedad de su hermana (un cáncer). 

Sandra Hernández

“La política es tan absorbente que uno se convierte en un esclavo de este ejercicio, trabaja de domingo a domingo y lo que menos prioriza es la familia. Hace dos meses Dios nos puso una prueba muy compleja, tanto que hoy pensaría que es mucho más importante mi familia que acceder a cualquier cargo de elección popular.

No hemos hemos descartado la opción de hacer el ejercicio a la alcaldía o de retomar la Asamblea, sin embargo llevamos dos meses en un acompañamiento familiar y toda la energía que le estábamos poniendo a la campaña se la estamos poniendo a nuestro núcleo familiar.

Ahora Nini Johana es mi prioridad y la de toda la familia y hasta no salir de esta prueba que nos ha puesto Dios no vamos a tomar decisiones para la política. Ella tiene 36 años, es casada con una niña de 15 años y uno de 9. Nosotros somos una familia muy unida, somos cuatro hermanos que trabajamos en función de todos y de mi mamá, por ende en función de mis sobrinos, cuñados, suegros y hoy esa es la prioridad. 

El llanto de Sandra interrumpe varias veces esta entrevista (doloroso por conocerla siempre aguerrida). Le insisto que hablemos de Pitalito, no tanto de su candidatura….

Siempre he sido una convencida de que para gobernar a Pitalito se necesita de mucha autoridad y conocimiento de la parte pública. He tenido serias discusiones con los coroneles, excepto con el último, sobre el seguimiento que hacen las autoridades al alto nivel de delincuencia y narcotráfico que presenta el municipio.

 

Me preocupa el crecimiento desbordado que tiene Pitalito donde falta planificación urbanística. Necesitamos generar una transformación en el tema de agroindustria y competitividad en la región. 

El mayor generador de empleos para nuestros profesionales es el mismo Estado. Podemos hacer de Pitalito un nicho empresarial e industrializado de la región del sur del país y para eso se necesita una articulación entre la academia, los gremios y el Estado que hoy están todos en contravía. 

Sandra Hernández

Uno soñaría tanto con un tema de urbanismo, de poner una ciudad bonita y amigable con el medio ambiente, universitaria. Pitalito es hoy una joven adolescente que hay que cuidar para que se forme como una gran mujer competitiva para el mismo Estado, pero todo es frágil, hay demasiado problema social inmanejable.

Es claro, por lo que colijo de sus palabras, que la policía no ha hecho bien su trabajo…

Cuando se afirma que en Pitalito no hay inseguridad sino una percepción de inseguridad  yo digo que eso es totalmente falso. Es evidente que la gente no tiene confianza en su institución y no denuncia porque nada pasa y en cambio la denuncia se puede revertir.

 Falta mucha operatividad de la fuerza pública, más cuadrantes, cámaras de seguridad, más confianza de la ciudadanía.

Hay algo más grave y serio: la delincuencia ahora la están haciendo los jóvenes y adolescentes porque el micro tráfico se expandió, no solo en las zonas vulnerables sino en todos los estratos sociales, en las zonas rurales y hoy los narcotraficantes le están ganando la batalla al Estado porque están masificando sus clientes y esos son nuestros muchachos que el mismo Estado no les ha dado las garantías de hacer actividades donde les permitan ser productivos y unos buenos actores en la sociedad.

Nadie hace nada, el problema es muy serio y se requiere que tomemos conciencia de que Pialito es de todos y no que la gente asuma que la responsabilidad es solo del gobierno. Hoy estamos en un nivel de indiferencia muy fuerte. 

El gobierno de Miguel Rico

Sandra Hernández

 Pensaría uno que Sandra Hernández no puede criticar mucho al alcalde Miguel Rico porque ha sido su aliada…

Yo le ayudé a Miguel Rico como lo hicieron 18 mil personas de Pitalito. Tuve funcionarios dentro de su gabinete hasta hace tres meses. Sin embargo yo puedo responder por mis actos y por los de nadie más, no respondo ni por los de mi esposo porque cada quien es responsable de sus propios actos.

Miguel Rico es el que toma las decisiones de cómo gobernar Pitalito, cómo ejercer liderazgo y no soy yo. He ayudado a Pitalito y hemos estado formulando proyectos que vamos a empezar a ejecutar. En este momento tenemos proyectos por cerca de $10.000 millones esperando que sean una realidad.

Nos alejamos de manera respetuosa y tomamos la decisión de que en este último periodo debe reorganizar su equipo y estar con su gente de confianza hasta que termine su proceso porque nosotros arrancamos el nuestro con miras a garantizar posicionar nuestro nombre. 

Algo así como que si el barco se está hundiendo yo me voy, es lo que parece…

No, no soy ese tipo de mujer, soy amiga de mis amigos y enemiga de mis enemigos, aunque trato de no tenerlos, pero no fue así. Yo lamento mucho lo que le ha pasado a Pitalito y a Miguel como persona y a su familia porque me parecería doloroso estar en su misma posición.

Pero insisto, yo no puedo responder por los actos de absolutamente nadie. 

Hay otro candidato a la alcaldía que me juzga de ser la candidata de Miguel Rico, pero él ha coadministrado con sus concejales y no ha hecho el primer debate de control político y le ha aprobado todos los proyectos, hablo del doctor Edgar Muñoz. 

¿Quién es el candidato de Miguel Rico?

Sandra Hernández

El doctor Germán Calderón, secretario de Planeación, además que es un hombre muy inteligente y fue mi profesor de Derecho Constitucional en la universidad. Lo  respeto y conozco su capacidad académica, intelectual. Es un hombre muy capaz y valoro que salga al escenario porque le daría una altura al debate, pero él sale a hacer campaña como Germán Calderón y sería el que va a gobernar  a Pitalito en el hipotético caso de que sea alcalde porque no podemos seguir manejando esa teoría de que yo tengo que llevar en rastras los errores de alguien más. 

Yo creo que el mismo Miguel jamás se imaginó encontrarse con tantas dificultades, cuál sería el error de él, no escuchar, no tener un buen equipo, no podría hoy definir realmente qué le pasó, porqué tantos problemas y hay tanto sinsabor y descontento generalizado en la opinión pública.

El Pitalito de hoy

Al margen de los problemas legales que tiene con las autoridades el señor Rico ¿Cuál es su diagnóstico sobre Pitalito?

En materia de seguridad la situación es terrible, hemos empeorado.El consumo de sustancias psicoactivas es una realidad de descomposición social palpable por la que nadie ha hecho nada y no hemos podido articular para que se actúe en contra de eso; estamos mal en la confianza institucional.

¿Fue una equivocación elegir a Miguel Rico?

Yo voté por Miguel Rico convencida de que podía hacer un trabajo de acuerdo a la proyección de liderazgo que había tenido en su vida política, no podía decir que fue un error y lamento mucho todo lo que ha pasado con él pero uno no se puede lamentar de lo que ya está hecho y ha tenido muchas dificultades Pitalito con su administración. 

¿Por torpeza de Rico o porque no lo han dejado gobernar?

Por las dos cosas

¿Torpeza por qué?

Sandra Hernández

En la falta de diálogo, no escuchar, no asesorarse bien, la terquedad de él para muchas cosas, pienso que le ha costado a él muchos procesos en la parte pública. 

Un gobernador que apenas despega  

Usted pretendió tumbar a Henry Liscano, secretario de vías del departamento y no lo ha logrado, ¿Qué pasó?  

Yo no soy yo la que toma decisiones administrativas, yo tuve una posición clara, política, de no respaldo como miembro del partido Conservador.  

Supuso que la senadora Esperanza Andrade la iba a respaldar y no lo hizo…

Yo respeto a la senadora y al senador Andrade como presidente del directorio, pero tomé una decisión.

Se atrevió usted a decir que tenía el apoyo de la senadora y no lo tuvo

No, yo hablé con ella y esto fue discutido con ella. No fue una decisión de carácter personal sino conjunta. 

¿Una cosa es la que hablaron y otra la que ella salió a declarar?

Sandra Hernández

Digamoslo así 

¿Por qué considera que ese funcionario conservador no debe tener el respaldo de su partido?

Hay muchas diferencias que se han tejido en torno a lo de Henry Lizcano en su comportamiento con los funcionarios desde su tiempo en el Sena.

La lentitud del gobirno de Carlos Julio González.

¿Usted qué piensa del gobierno departamental?

Desde mayo de este año venimos viendo mucha ejecución en el Huila; también hay un problema que la comunidad conoce y es que en muchas de las regiones del departamento las obras que se dejaron contratadas desde el gobierno anterior se convirtieron en problemas.

Le entiendo que el gobierno de Carlos Julio iba mal pero está mejorando…

Sí, fue muy lento al arrancar porque le faltaba tomar decisiones. La estructuración de los procesos se demoró mucho y uno de los grandes problemas que tuvo el gobernador fue que cuando se diseñó todo lo relacionado con el pos-conflicto y el 'Plan Paz' se suponía que iba a tener cerca de un billón de pesos para invertir en el Huila y no llegó absolutamente nada, muchas de esas obras que debieron arrancar con mucha celeridad se quedaron estancadas.

 Los diputados siempre discutíamos sobre porqué la demora cuando nosotros le entregamos las facultades hace dos años y apenas arrancaron, hubo muchas demoras en los equipos técnicos de la estructuración de proyectos, 

Sandra Hernández

 Una de las grandes diferencias al interior del gobierno departamental es la falta de decisiones sobre si lo hacemos o no y se veía una falta de comunicación entre las secretarías de despacho para articular porque hay muchas cosas del gobierno que tienen que estar entrelazadas y eso atrofiaba los procesos.

 Se demoraron mucho en tomar las decisiones, en cuáles eran las obras que iban a hacer por las regiones y eso es una realidad que discutimos y analizamos al interior de la corporación en muchos debates. Ahora ya vemos realmente que está arrancando, la preocupación es si alcanza este gobernador en un año y dos meses a terminar esas obras, tal vez muchas quedarán en sólo el arranque y no las puede inaugurar.

 ¿No tuvo un buen equipo técnico el gobernador?

 Se demoraron mucho en el tema de estructuración de proyectos. Una cosa es quién lo estructura y otra quién lo ejecuta y es en la primera donde hubo muchas demoras.

Me queda la sensación de que el gobierno estuvo medio paralizado durante dos años…

 Fue muy lento y es algo que hay que reconocer, en la planificación, la organización y en los diseños y sobre todo en la toma de decisiones.

Sin embargo, hoy ya vemos una articulación importante. Fue lento porque paralizado es que no hubieran hecho nada y de ser así no estaríamos viendo resultados y ese tiempo que se perdió es oro y más en la parte pública donde todo es tan traumático. Si no aceleran todas esas obras importantes que se han proyectado van a quedar a media marcha. 

¿Indeciso el gobernador?

 Pensó mucho para tomar decisiones y eso se va a lamentar mucho en la ejecución de las obras. 

 ¿Sirve la Asamblea departamental?

 Muchas veces se siente una gran impotencia desde lo que uno quisiera que se hiciera y las limitantes porque uno se convierte en un facilitador y un intermediario entre la comunidad y el gobierno departamental, eso es una realidad.

Yo soy una mujer que formulo proyectos, tenemos un equipo técnico y apoyamos a las comunidades, hacemos la gestión pero se sienten sinsabores cuando se quisiera hacer tantas cosas, sin lograrlo.  

Pin It