-AL AIRE-

¿Quién quiere ser gobernador? (del Huila)

¿Quién quiere ser gobernador? (del Huila)

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Centro Democrático quiere elegir gobernador, con el supuesto que le da el peso de la Presidencia de la República y del Senado, además del gran capital político de Uribe. Pero tiene al más enclenque de los candidatos, el señor Manuel Macías.

No es que le falte alimentación y mucho menos que sea un pobretón. Todo lo contrario, es hombre de familia adinerada, desde los viejos tiempos de “El Puente”, la hacienda familiar, y ahora por las exportaciones piscícolas.

A este Macías le faltan ganas, perrenque. Perturba la posibilidad de un mandatario ensimismado, abstracto, pensativo, para suceder a Carlos Julio González, un gobernador que ha tenido al Huila anestesiado con su cháchara de sicólogo, pero poquísimas realizaciones.

Como sucede con las reinas, todavía faltan unos meses para que “lo preparen”, lo unten de pueblo, lo hagan conocer, muestren su chequera, traigan a Uribe dos o tres veces, le saquen fotos con el presidente con Uribe y con Duque, ungiéndolo.

Los uribistas del Huila tienen el récord de haber escogido –casi siempre- malos candidatos. El peor, Rigoberto Ciceri. Eligieron sólo un diputado. Y creo que apenas un alcalde, “don panelo” (Isnos) que llegó al Centro Democrático porque no consiguió otro aval.

Jorge Fernando Perdomo es por ahora el candidato de Integración Conservadora, por el divorcio de José Antonio Gómez y Carlos Ramiro Chávarro. Perdomo tiene la enorme tarea de unificar al partido conservador, más difícil que tocarse la nariz con la lengua (ensayen).

De lograrlo, tendría que buscar el apoyo del uribismo, única manera de ser imbatible. Gómez Hermida, ahora amigo de Ernesto Macías, sería el puente, aunque el Centro Democrático también podría “anexarse” (o engullirse?) al grupo de Gómez. Aliarse suena más bonito.

Carlos Ramiro Chávarro proyecta lanzarse por firmas y cuenta con una amplia acogida, que malgastó en su último ejercicio electoral. Deberá demostrar que esta vez quiere emplearse a fondo y hasta el final.

Luis Enrique Dussán, del corazón del senador Villalba, se apartaría del partido liberal para buscar una postulación por firmas. Asunto arriesgado, no por las firmas –fáciles de conseguir- sino porque nadie creería esa “independencia”. Lo hizo Vargas Lleras con Cambio Radical y fue un desastre.

La candidatura de Armando Saavedra resulta un desafío, una provocación al pueblo honesto del Huila. Secretario de planeación de Cielo en la alcaldía, en la gobernación, y ahora de Carlos Julio, evidencian que es su hombre de confianza en todos los entuertos de esa familia.

Los hermanos Saavedra tienen millonarios negocios con la administración, lo que algunos suponen una sociedad comercial con sus patrones, para saquear lo público.

De las ligas menores hablaremos otro día.

Pin It