Los personajes del año (en el Huila)

Los personajes del año (en el Huila)

La fiscalía regional nos deja un sabor agridulce, por lo menos en la lucha contra la corrupción. Mucho tilín y de aquello nada, como decía W. Vinasco en las narraciones deportivas. Harto show, pero investigaciones sin el peso irrebatible.

La parte probatoria parece haber sido –en el caso de los concejales, el contralor y la personera- más coja que el paticojo Gilberto Casallas, sospechoso en todas sus actuaciones.

La fiscalía, liderada en el Huila por Justino Hernández, se consagró como “la asustaduría” principal. Eso no más. Algo así como cierto personajillo de prensa que no alcanza a ser escritor. “Debería atender una papelería”. Me dicen que hay fiscales muy buenos como Farith Plata, a quien condecoraron al interior de la institución.

Para desdicha y fatalidad, tampoco se ve ningún resultado efectivo en los otros organismos de control. Son puentes colgantes entre la burocracia y la comodidad. Dan pasitos forzados “como los que daría la momia Tutankamón al salir del sarcófago”, sin corazón y el pene viril erecto (eso dice la historia).

Por fortuna, sólo le falta un año al gobernador González Villa, el más embustero de los últimos mandatarios del Huila. Capaz de eructar palabras y promesas –varias por minuto- todas incumplidas. Sólo se parece a la momia referida en el color negruzco de la piel.

Hacen campaña para sucederlo estos cuatro personajes (los otros no se ven a la distancia):

Luis Enrique Dussán: con una buena trayectoria política y una hoja de vida técnica para mostrar. Serio, respetuoso.

Manuel Macías: De muy precario futuro y un presente gris. Iluso al creer que en el Huila podría ganar “el que diga Macías” (Ernesto). Ni siquiera el que diga Uribe.

Jorge Fernando Perdomo: Si por el procedimiento que escojan, se convierte en el candidato conservador, lo será también del uribismo. Y no habrá quién lo detenga. Todos apuntan a que sería un gobernador de la talla de Héctor Polanía Sánchez.

Carlos Ramiro Chávarro: Si las elecciones fueran mañana, sería el elegido. Tiene muchas cosas a favor: varias campañas exitosas, un estilo personal casi juvenil, el Huila lo conoce por tantos años en política. Y estaría dispuesto a aliarse con el diablo (¿los González Villa?).

Algo más:

-Felicitaciones a “Chucula”, Jaime Ramírez Plazas, por su cuarto matrimonio, tras separarse de una jovencita de 24 años, estudiante de su clase.

-Descanso (en enero) y los dejo descansar. Me preparo para el regreso de Huila Stereo Neiva, 104.3 fm. Espero optimista el 2019. “Tengo muchos años, pero no soy viejo”, como dice mi amigo F. Umbral. Y gozo con la fortuna de tener dos parroquias, la radio y esta columna. ¡Feliz año¡

Pin It