-AL AIRE-

Neiva, un barco a la deriva

Neiva, un barco a la deriva

Diego Muñoz, amigo cercano al alcalde Lara, me pidió en su fracasada campaña que le enviara copia de una grabación que hicimos en radio. Le di la instrucción al encargado del asunto, pero esta semana Muñoz me informó que se quedó esperando.

-“Le está pasando lo mismo que al alcalde, que nadie le obedece”, me dijo sonriendo.

En mi caso, revisé el asunto y tomé las medidas disciplinarias del caso. Respecto al alcalde, me da la impresión que Lara Sánchez es el piloto de un barco a la deriva, donde cada funcionario hace lo que le viene en gana.

No hay articulación entre las dependencias de la alcaldía, opina el concejal Juan Carlos Ramón: “Hacienda, Planeación, Competitividad, andan como carros sueltos”.

Una oficina promueve “La Ruta del achira” y pone unas vallas, pero nadie se encarga de implementar el proyecto. Ramón asegura –y ha demostrado ser serio en sus debates- que la tal ruta, el Parque isla, el Malecón del Río Magdalena, la avenida circunvalar de oriente, son proyectos inviables.

Entre tanto, el muy dinámico concejal Deiby Martínez confiesa que salió perplejo, desolado, de un debate sobre la movilidad en Neiva, ante la inminencia de las fiestas sampedrinas, por las respuestas cantinflescas del secretario del ramo, Yimy Puentes. Aseguró el funcionario que por esas fechas no hay clases en la Universidad Surcolombiana y en consecuencia se evitarán las congestiones por esa vía hoy semi-cerrada.

El mismo alcalde se delata perdido en su condición de piloto del barco. En respuesta a un derecho de petición enviado por el veterano concejal Jesus Garzón al alcalde, responde una tal Carolina Acosta, asesora del despacho, que no firma el documento. “Lo entiendo como un anónimo”, dice Garzón, al confirmar que aparece el nombre pero ninguna firma.

De ser oficiales las respuestas, sólo se confirma que la alcaldía (o su titular Lara Sánchez) no tienen definido ningún rumbo.

-Sobre el alumbrado público, que se auto-adjudicó la gerente de las Empresas Públicas, afirma que están adelantando el estudio técnico, jurídico y financiero para la implementación del nuevo modelo de prestación del servicio.

“Actualmente se encuentra en estado de prefactibilidad, en espera de poder ajustar y consolidar la información que se obtendrá del inventario georeferenciado de luminarias” (y sigue la cháchara). Es decir, no han hecho nada y tampoco saben nada.

-“Respecto del cobro de la plusvalía me permito informar que hacen falta los estudios pertinentes de avalúo de las áreas afectadas, tema que debe adelantar la Secretaría de Planeación (para que le informe a la Secretaría de Hacienda) y mientras tanto el proceso de cobro no se puede adelantar”

-La alcaldía proyecta entregarle el Parque de la Música a un particular, a 10 o 20 años, por su incapacidad de administrarlo y mucho menos dotarlo de todos los elementos adecuados.

Así las cosas, el alcalde Lara se parece cada vez más al padre Escandón, un hombre posiblemente bien intencionado pero el mayor desastre que le haya ocurrido a Neiva.

Pin It