-AL AIRE-

El delator del falso embajador de la India

El delator del falso embajador de la India

Urbano Cabrera, todavía vigoroso, de bigote blanco y voz militar, es el hombre que delató al falso embajador de la India, en el famoso episodio en que un seminarista de Garzón puso a sus pies a la clase gobernante y política del Huila.

Cabrera relata que nada tendría que ver si no es por la incomodidad que sintieron varios amigos ante el rechazo de una jovencita que se negó a bailar porque hacía parte de la mesa donde se agasajaba al embustero, en el Batallón Tenerife.

Lo identificó rápido porque era el mismísimo Jaime Torres, compañero suyo en el seminario, de cultura enciclopédica, lo que le sirvió para impresionar y engañar a personajes que incluso conocían la India. Al día siguiente lo denunciaron por fraude y se le derrumbó la pantomima.

Torres solamente se gozó el momento, no robó a nadie y pagó hasta sus cuentas de tragos, o lo hizo un monseñor pariente suyo. Después vinieron otros “embajadores de la india” que siguen embaucando y robando al Huila, en este desierto de gente indiferente.

Buenos recuerdos de María Valbuena

Hablando de la historia patria y folclórica del Huila, qué buenos recuerdos tenemos de María Valbuena, líder, comerciante y gestora cultural de Palermo. Además, liberal y la lengua más aguda y grosera de la región.

Amiga de todos los personajes políticos de la época, sin importar si eran contradictores y se mataban entre ellos. Un día le cogió los cachetes a Galán Sarmiento y le dijo: -¡qué lindo este hijueperra¡

Cercana al maestro Jorge Villamil Cordobés quien le compuso una canción: “Maria…María..María Valbuena, una vieja muy querida por los godos de Palermo, aunque siendo liberal es el alma de su pueblo.

Participó el 9 de abril de 1948 en la revuelta por la muerte del caudillo Jorge Eliécer Gaitán y en Palermo, con otros liberales, salvó la vida de los jóvenes liberales Reinaldo Polanía y Arturo Vargas.

Su hijo Emiliano Pastrana cerró un día su oficina de abogado y montó un bonito hotel en San Agustín, abandonando el mundanal ruido.

Guerra entre los Galindo Polanía.

¿Se acuerdan de la avícola La Dominga?. Pues se están tirando huevos envenenados entre los miembros de la familia.

A raíz de la liquidación de la sociedad de familia Galindo Polanía Hermanos, la gerente Marta Julieta, directora de infancia y adolescencia de la gobernación del Huila, y otros socios fueron denunciados penalmente ante la fiscalía por estafa y falsedad documental, por Clara Inés, la hermana.

Responsabilizan a Luis Alberto Camargo, cuñado de Marta Julieta, de adelantar una serie de maniobras fraudulentas dentro del proceso de la liquidación en referencia.

La denuncia habla hasta de estar utilizando a la mamá, doña Inés Polanía de Galindo, como “escudo humano”, sin importar su síndrome de Diógenes y su demencia senil.

Pin It