El alcalde Lara, calificación 2: Felipe Hernández, nuevo presidente del Concejo

Felipe Hernández

Un desacierto mayor, el alumbrado público de la ciudad.

Si el alcalde de Neiva, Lara Sánchez se fuera hoy, el nuevo presidente del concejo –Felipe Hernandez- piensa que “pierde el año”, le pone una calificación de dos sobre cinco. Sin embargo, tiene la esperanza de que el próximo año suba a tres (y porqué no a cuatro) si muestra resultados.

¡Atembados¡

¡Atembados¡

La tía Elisa intentó, como en otros tiempos, jalarme las orejas mientras me decía reiteradamente: -¡Eres un atembado, todos son unos atembados¡ Y ciertamente, me hizo recordar, que cada bobo tiene su tarea y la defiende. 

Según ella, nos hemos vuelto soquetes de marca mayor al aceptar tanto abuso. Nos merecemos, dice, la orden del aguacate porque la de Boyacá se la están dando a cualquiera.

Y se viene la tía con su retahíla de quejas:

Sandra Hernández pone “en pausa” candidatura a la alcaldía de Pitalito

Sandra Hernández

Sobre el gobernador dice que “fue muy lento en la planificación y toma de decisiones”

 Sandra es diputada y renunció a la presidencia de la corporación para no inhabilitarse como candidata a la alcaldía de Pitalito, aspiración que acaba de congelar por la enfermedad de su hermana (un cáncer). 

Sandra Hernández

“La política es tan absorbente que uno se convierte en un esclavo de este ejercicio, trabaja de domingo a domingo y lo que menos prioriza es la familia. Hace dos meses Dios nos puso una prueba muy compleja, tanto que hoy pensaría que es mucho más importante mi familia que acceder a cualquier cargo de elección popular.

No hemos hemos descartado la opción de hacer el ejercicio a la alcaldía o de retomar la Asamblea, sin embargo llevamos dos meses en un acompañamiento familiar y toda la energía que le estábamos poniendo a la campaña se la estamos poniendo a nuestro núcleo familiar.

A quién le cumplo: ¿a la juez o a la esposa?

A quién le cumplo: ¿a la juez o a la esposa?

A instancias de María Clara Hermida, entrevisté a Pedro Valenzuela, uno de los seis hijos del famoso “Tigre” Valenzuela, oriundo de La Plata, Huila, asesinado en la plenitud de su carrera política y de la vida (tenía 50 años).

Pedro es docente de la Universidad Javeriana, especializado internacional en cuestiones de paz, bien distante del lenguaje vehemente de su padre. “Su lengua podía ser un látigo”, admite el hijo. El tigre fue congresista, recio conservador, sobrino del mártir de Armero (el padre Pedro María Ramírez) y demoledor en sus defensas jurídicas.

En hotel Bethel de La Tatacoa, “los huéspedes están durmiendo sobre la m….”.

El Procurador Agrario, Jhon Fisher Muñoz Camacho, admite que en el Bethel Bioluxury Hotel se han atropellado todas las normas legales y le exige a la CAM “que expida el correspondiente auto de pliego de cargos”.

“Este despacho considera pertinente recordar que los procesos administrativos no pueden ser sometidos a dilaciones injustificadas pues un proceder en ese sentido implicaría la vulneración flagrante de la garantía fundamental al debido proceso”, me dice en respuesta a un derecho de petición.