Políticos en cacería

La tía Elisa dice que ha visto un poco desvencijado, “magullado” a Jorge Eduardo Géchem, aunque animado con una nueva conquista amorosa. Y se sorprende por su decisión de aspirar a la Cámara y no al Senado, cuando lo suponía –ya pensionado- en camino a un honroso retiro.

El tocador de algunas damas

1- La representante Flora Perdomo, que ha tenido un papel insustancial en el Congreso, acaba de hacer su máximo esfuerzo para lucirse ante los huilenses: condecoró al cirujano plástico Andrés Zamora. Y sólo faltó que trasladara al Capitolio la banda departamental de músicos.

Hace rato no la veo, pero me imagino que Zamora debió deslizar su bisturí por el cuerpo agraciado de Florita, y la dejó lista para la siguiente campaña. Mi tía Elisa, que se tropezó con ella en reciente fiesta política, dice que está irreconocible. Y el primo Agapito, burletero a toda hora, comenta que ya no es Flora sino florero, en referencia a tanto perendengue que se cuelga. 

-Seguro mañana condecora al ginecólogo, a la dietista, y al peluquero, refunfuña Agapito Si volvieron “caballero” a Norberto, no hay razón para no hacer “gran varón” a Diany Muñoz, travesti de moda en Neiva.

Aunque Zamora no tiene la culpa de que Flora le haya impuesto la medallita del congreso -a falta de trabajo y proyectos- el argumento de que lleva cinco años en su ese arduo trabajo, no deja de parecer otra bobería de la honorable, en trance de reelección.

 

2- Un día se encontraron en el baño del centro comercial San Pedro Plaza dos señoras: Liliana Trujillo Uribe (hoy secretaria general de la alcaldía de Neiva) y Marta Cortes de Tovar. Y como suele suceder, hablaron de todo. Liliana salió a contar que su amiga y vecina le dijo que un funcionario de la Contraloría le estaba pidiendo a su hijo $15 millones para frenar alguna investigación en su contra.

Tuvieron una segunda reunión (en otro baño) y concluyeron que el funcionario corrupto era un tal Mauricio Toro Chavarro. Nunca antes se habían unido todos los cuerpos de investigación regionales para dar con el presunto delincuente. Fiscalía, procuraduría, contraloría, policía y hasta la registraduría intervinieron en la búsqueda del sujeto, aupados por Liliana, que interpuso la queja y volvió prioridad el asunto.

Después de meses de “exhaustivas” investigaciones, la señora Cortés y su hija (quien también estaba en el primer baño) negaron haber dicho lo que dijo Liliana. También el supuesto chantajeado, Alex Francisco Tovar Cortés negó saber del Toro en referencia.

El afectado acaba de presentar acciones penales contra la señora Trujillo “por falsa denuncia, injuria y calumnia”, después de haber sido absuelto en todas las instancias e instituciones que lo investigaron y lo sacaron del Huila (ahora está en la Contraloría general).

 

3- El gobierno del Huila anuncia que la red hospitalaria está en alerta amarilla, pero la terca secretaria de salud, Paola Montero, insiste en mantener cerrada la Clínica de Fracturas y Ortopedia, que suspendió por pequeñeces administrativas. Caprichitos y ostentaciones del poder, que provocan cierta sonrisa de maldad en el tocador de algunas damas. Epidemia de vanidad en los altos despachos oficiales. @artunduaga_

 

¿Amenaza o provocación?

Con apenas unas horas en Neiva y a manera de intimidación, amenaza o quizá provocación, varios sujetos rociaron mi carro (buena parte) con una sustancia que parecía café, o algo de igual color y apariencia (¡).  Quisiera pensar que unos truhanes quisieron divertirse y el asunto me tocó “en suerte”, pero lo pongo en conocimiento de las autoridades.

El fiscal anticorrupción del Huila que cayó por corrupto

Una historia para ratificar el derrumbe de la justicia

acusado-El implacable fiscal que investigaba el cartel de la salud en el Huila, terminó preso por corrupción. Su novia, que conoció en Neiva, habría disfrutado de los dineros  que le pagaron al fiscal para desviar las investigaciones por las anomalías en la costa caribe, según informe del periodista Ricardo Areiza en el periódico La Nación, de Neiva.

La crónica-denuncia en referencia es la siguiente:

El acusador barranquillero, Daniel Fernando Díaz Torres, de 34 años, le tocó vivir en carne propia los mismos padecimientos de quienes fueron capturados sin ninguna consideración por supuestas anomalías en el manejo de los recursos del régimen subsidiado de salud.

El funcionario fue capturado el lunes pasado en Bogotá cuando se desplazaba hacia la Fiscalía.  El secretario de salud de Córdoba José Jaime Pareja Alemán, el último de los investigados por el ‘cartel de la hemofilia’ también fue capturado en el aeropuerto Eldorado, cuando llegaba procedente de Montería.

 

Duro acusador

Días Torres llegó a Neiva en mayo de 2015 como fiscal auxiliar, al lado de Ciro Alfonso Castilla Lobelo, quien lideraba las investigaciones por las irregularidades en el manejo de los recursos de la salud.

Después reemplazó a Castilla, quien fue reasignado a otros casos de la misma unidad anticorrupción. Desde entonces Díaz Torres asumió los tres procesos que se adelantan desde junio de 2015.

En una primera fase la Fiscalía ordenó las capturas del ex director de Comfamiliar, Armando Ariza Quintero; de seis ex gerentes de dos instituciones de salud  y seis ex alcalde de Pitalito, Garzón  y La Plata.

Durante más de un año estuvo al frente de los tres procesos, incluyendo el recobro de medicamentos de alto costo para pacientes con hemofilia, similar al que instruía en la costa caribe. Solo que en el Huila los pacientes si existían y el fármaco se suministró efectivamente a los pocos pacientes.

 

Su noviazgo

Durante este año, el fiscal instructor conoció a la abogada Neida Alexandra Plazas Arenas, quien apareció implicada en las polémicas interceptaciones hechas en Miami (Estados Unidos) por funcionarios de la DEA.

La joven profesional, graduada el 20 de febrero de2015 en la Universidad Cooperativa de Neiva, apareció como supuesta beneficiaria de los sobornos pagados al fiscal para desviar las investigaciones por el ‘Cartel de la Hemofilia’ en Córdoba.

Plazas Arenas estuvo vinculada como asesora jurídica en la Secretaría de Hacienda de Neiva. Tuvo un contrato por 11 meses por 27,5 millones de pesos, que culminó en febrero de 2017. Ahora figura como asesora jurídica externa de la Usco.

Cambio de rumbo

La historia cambio en octubre de 2016 cuando asumió Luis Gustavo Moreno como jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía.

El funcionario, una de las piezas claves del denominado ‘Cartel de la toga’ relevó del caso a la fiscal Martha Inés Sepúlveda quien investigaba la desviación de recursos destinados para atender a pacientes con hemofilia. En su reemplazo el fiscal Díaz Torres asumió el caso, que sería emblemático para mostrar los resultados de la Fiscalía General en la lucha contra la corrupción.

En una primera fase de esta investigación, en diciembre de 2016, fueron capturados Edwin Preciado Lorduy, exsecretario de Salud de Córdoba  y Juan David Nader Chejne. Los dos fueron asegurados por los delitos de falsedad ideológica en documento público y peculado por apropiación en favor de terceros.

El 10 de enero fueron capturados Alfredo José Aruachan Narváez, exsecretario de Salud de Córdoba; Alexis José Yaines Acuña, secretario de Salud encargado, y Marcela Sofía Suarez Luna, auditora médica. Todos fueron judicializadas por la presunta comisión de los delitos de delitos de falsedad ideológica en documento privado, peculado por apropiación en favor de terceros, peculado por acción y concierto para delinquir.

El martes 2 de mayo, se entregó voluntariamente en Montería (Córdoba Guillermo José Pérez Ardila, representante legal y dueño de la IPS Unidos por su Bienestar, la entidad utilizada para la desviación de los recursos.

 

Negociación

El abogado Pinilla, socio de Moreno en los grandes casos de corrupción, decidió negociar por separado.

Por eso contactó al fiscal Díaz Torres, a quien le habría entregado 300 millones de pesos, para  que no judicializara a sus clientes, Jaime Pareja y Edwin Besaile (gobernador de Córdoba y hermano del senador Musa Besaile). Adicionalmente, el fiscal le pidió el nombramiento de su novia. El senador Bernardo ‘Noño’ Elías, tambien capturado, le hizo la vuelta y alcanzó a ser nombrada en Fonade con un suelto de 5,7 millones de pesos.

La joven desistió luego argumentando que había terminado su relación con el fiscal. Sin embargo, aceptó un paseo por Cancún (México) en los primeros días de junio. Días antes el fiscal había recibido los últimos 200 millones de pesos, segun lo reveló la propia Fiscalía durante la audiencia de imputación. Los primeros 100 millones los recibió el 24 de mayo.

Al ex fiscal anticorrupción Díaz Torres, le fue imputado,  en calidad de autor,  el delito de concierto para delinquir en concurso homogéneo, cohecho propio en circunstancias de mayor punibilidad.

Al ex secretario Pareja Alemán le fueron imputados los delitos de concierto para delinquir en concurso con cohecho por dar u ofrecer  en circunstancias de mayor punibilidad.

La juez 76 penal municipal con funciones de control de garantías  sin embargo, consideró que en este caso específico  no se daban los presupuestos para hacer la inferencia razonable de probable autoría y participación en todo el entramado de corrupción.

En esas condiciones, se abstuvo de librarles medida de aseguramiento. La Fiscalía impugnó y reiteró la petición de detención preventiva.

Díaz Torres, aunque libre, tendrá que soportar ahora, la misma pesadilla que padecieron quienes sufrieron en carne propia los efectos de su dedo acusador.

 FOTOS  SUMINISTRADAS