Molano, suspendido de la profesión por faltas a la ética

Juan Felipe Molano Perdomo se retiró de la oficina jurídica del gobierno departamental para aspirar a una curul en la Cámara de Representantes, con la venia del gobernador y su hermana, en las listas del impoluto Cambio Radical.

Molano, quien se declara paladín de “la renovación política” esquivó una situación vergonzosa que le hubiese obligado a retirarse del cargo por la puerta de atrás. Sin embargo, armaron la pantomima (con el gobernador) de una renuncia “para alcanzar metas superiores en la política”.

El Consejo Superior de la Judicatura, Sala jurisdiccional disciplinaria, confirmó el pasado 12 de julio (2017) la sentencia proferida por la sala respectiva en el Huila “mediante la cual sancionó con suspensión de dos (2) meses en el ejercicio de la profesión al abogado Juan Felipe Molano Perdomo, como autor responsable de la falta a la ética profesional…”.

Carlos Julio y Cielo González Villa consideraron que “el pecado” de su candidato no es grave, porque tienen en familia una sanción similar contra su padre, castigado –en su momento- por “tumbar” a uno de sus clientes.

Lo que hizo Molano (porta-estandarte de la moralidad y la nueva política) es infame: Le robó $300 mil a una humilde familia que le encargó demandar a la EPS Ecoopsos y al hospital municipal de Teruel “San Roque”, donde –por mala atención- le quitaron un riñón a la niña Laura Yague Vargas.

Molano les decía que todo iba bien, pero nunca presentó la demanda, que incluía quedarse con el 30% de “las ganancias”. Pasaron dos años (agrega la corporación) y ninguna respuesta. En época electoral el abogado le informó a la madre de la menor, Maria Liliana Vargas Leguízamo, que la llamarían a conciliar. Pasaron los días y no les volvió a contestar y tampoco quiso devolver los documentos aportados

Dicen los magistrados: “Se considera debidamente probada la conducta imputada y de su responsabilidad al disciplinable, permitiendo afirmar que el abogado se abstuvo de cumplir con el deber de informar sobre el asunto a él encomendado, así como el no haber devuelto los documentos en su momento solicitados por su cliente”.

La conducta de Molano (al margen de la sanción impuesta) es miserable por la condición de humildad, pobreza y dolor de los afectados, esperanzados en el profesionalismo del “doctor”, que simplemente se robó la platica (dirá él que poca) pero –casi seguro- una dineral para la familia afectada.

Molano anda en campaña, quiere llegar al Congreso. –“Ahí está mi hoja de vida para que me conozcan en detalle”, para que sepan de mi proceder en la función pública” le ha dicho a los periodistas (reportaje en Diario del Huila).

De acuerdo. Ahí está su hoja de vida. Para empezar ese “detallito”. Más adelante otros, a fin de perfilar a quien hoy figura como casi seguro nuevo “padre de la patria”. No tanto por sus méritos como por el apoyo económico y político descarado que recibe desde la gobernación.

Pin It