El tocador de algunas damas

1- La representante Flora Perdomo, que ha tenido un papel insustancial en el Congreso, acaba de hacer su máximo esfuerzo para lucirse ante los huilenses: condecoró al cirujano plástico Andrés Zamora. Y sólo faltó que trasladara al Capitolio la banda departamental de músicos.

Hace rato no la veo, pero me imagino que Zamora debió deslizar su bisturí por el cuerpo agraciado de Florita, y la dejó lista para la siguiente campaña. Mi tía Elisa, que se tropezó con ella en reciente fiesta política, dice que está irreconocible. Y el primo Agapito, burletero a toda hora, comenta que ya no es Flora sino florero, en referencia a tanto perendengue que se cuelga. 

-Seguro mañana condecora al ginecólogo, a la dietista, y al peluquero, refunfuña Agapito Si volvieron “caballero” a Norberto, no hay razón para no hacer “gran varón” a Diany Muñoz, travesti de moda en Neiva.

Aunque Zamora no tiene la culpa de que Flora le haya impuesto la medallita del congreso -a falta de trabajo y proyectos- el argumento de que lleva cinco años en su ese arduo trabajo, no deja de parecer otra bobería de la honorable, en trance de reelección.

 

2- Un día se encontraron en el baño del centro comercial San Pedro Plaza dos señoras: Liliana Trujillo Uribe (hoy secretaria general de la alcaldía de Neiva) y Marta Cortes de Tovar. Y como suele suceder, hablaron de todo. Liliana salió a contar que su amiga y vecina le dijo que un funcionario de la Contraloría le estaba pidiendo a su hijo $15 millones para frenar alguna investigación en su contra.

Tuvieron una segunda reunión (en otro baño) y concluyeron que el funcionario corrupto era un tal Mauricio Toro Chavarro. Nunca antes se habían unido todos los cuerpos de investigación regionales para dar con el presunto delincuente. Fiscalía, procuraduría, contraloría, policía y hasta la registraduría intervinieron en la búsqueda del sujeto, aupados por Liliana, que interpuso la queja y volvió prioridad el asunto.

Después de meses de “exhaustivas” investigaciones, la señora Cortés y su hija (quien también estaba en el primer baño) negaron haber dicho lo que dijo Liliana. También el supuesto chantajeado, Alex Francisco Tovar Cortés negó saber del Toro en referencia.

El afectado acaba de presentar acciones penales contra la señora Trujillo “por falsa denuncia, injuria y calumnia”, después de haber sido absuelto en todas las instancias e instituciones que lo investigaron y lo sacaron del Huila (ahora está en la Contraloría general).

 

3- El gobierno del Huila anuncia que la red hospitalaria está en alerta amarilla, pero la terca secretaria de salud, Paola Montero, insiste en mantener cerrada la Clínica de Fracturas y Ortopedia, que suspendió por pequeñeces administrativas. Caprichitos y ostentaciones del poder, que provocan cierta sonrisa de maldad en el tocador de algunas damas. Epidemia de vanidad en los altos despachos oficiales. @artunduaga_

 

Pin It