Robando poquito

Lara SánchezAsí como el presidente Turbay Ayala ofreció reducir la corrupción a sus “justas” proporciones, un alcalde mexicano –Hilario Ramírez- admitió que había robado poquito, “apenas una rasuradita porque el gobierno está muy pobre” .

Espero que el alcalde de Neiva, Lara Sánchez, comente acerca de “la clavija” evidente (un robo poquito) con el contrato de suministro de uniformes y ropa para los empleados, suscrito por la secretaria general (Liliana Trujillo Uribe) con Miguel Fernando Castillo Zabala por $399.985.902.

Algunas cifras: la alcaldía paga zapatos para dama a $274.040 unidad. En el centro de Neiva se consiguen a $80 mil y en almacenes Vélez (que no son baratos) a $238.000. La señora Trujillo compró vestidos para mujer a $219.635, que no son de fiesta sino de dotación diaria.

La alcaldía pagó botas a $420 mil unidad, de marca “pajarito”. Las más caras cotizadas en Neiva son a $220 mil. Las que usan los trabajadores de la alcaldía no tienen cara de costar más de $100 mil.

La empresa Dotaciones del Huila cotizó camisas “Oxford blanca” a $25 mil, pero la secretaria Trujillo pagó camisas a $99 mil. Los jeans que se pueden comprar a $23 y $26 mil, la alcaldía los pagó a $81.600 y pantalones a $132 mil.

El contrato lo firma Liliana Trujillo y la supervisión e interventoría corre por cuenta de la misma Liliana, a espaldas o no del alcalde Lara. Me imagino que le participan, es decir le informan. Ella o él deben conocer bien al señor Castillo Zabala, el contratista, con cédula de Ibagué.

Rebeldía uribista: A los problemas que ya enfrenta el expresidente Uribe a nivel nacional se suma la rebeldía de muchos de sus seguidores en el Huila.

Si la lista al Senado sigue siendo cerrada (negando el voto preferente) y la ubicación que le den a Hugo Tovar Marroquín lo deja por fuera de los primeros 25 renglones, es posible que decida cambiar de brazalete.

Todos los candidatos (y Tovar Marroquín que de llegar sería un excelente congresista) esperan que Uribe los “unja” en una posición que no implique riesgos.

Eso de cargarle la maleta a Ernesto Macías (mequetrefe adulador), que a su vez se la carga a Uribe, no es atractivo para nadie.

Lo mismo pasa en la Cámara del Huila. Si la lista es cerrada para reelegir a Alvaro Hernán Prada, el Centro Democrático se romperá a pedazos. En Pitalito y otros municipios del sur, excluidos del poder, apoyan el nombre de Ricardo Ayerbe, soldado uribista desde hace varios quinquenios y líder político y cívico sacrificado para darle paso a algunos “aparecidos” (Macías y Prada).

El juego político sigue abierto. Se avecina una posibilidad importante: otra lista de origen conservador si resucita –como parece- el movimiento “La Nueva Fuerza Democrática”, con el que Andrés Pastrana llegó a la Presidencia.

Algo más: Después de escucharlo, celebro que Fernando Castro Polania aspire a la Cámara. Sería un orgullo para los laboyanos tenerlo en el Congreso. 

 

 

 

 

 

Pin It