María del Carmen y otras rosas con espinas

El carácter fuerte de María del Carmen Jiménez se le ha vuelto problema al gobernador del Huila, sin carácter.

La secretaria de educación ha renunciado una decena de veces y en las últimas semanas se ha negado a firmarle a González Villa el esperpéntico contrato de la alimentación escolar (la continuidad para el año siguiente), por donde se deslizan chorros de corrupción que engordan el bolsillo del funcionario y su familia.

María, una rosa con espinas, le habla duro al mandatario (tiene fluidez sindical) pero sólo recibe sonrisas falsas de su jefe, mudo en argumentos. Sin embargo, ella no se va, sabiendo de los abusos e irregularidades, enfangada en ese lodo terrible.

Se parece a la señora Michel “por fuera cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero con el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animales falsamente indolentes, tremendamente solitarios”.

El gobernador acaba de enviar a vacaciones a Jiménez, una fórmula utilizada de vieja data para hacer la trampa. En su ausencia un cómplice-compinche firmará el documento que le permitirá al mandatario seguir con su negocio, el mismo que por otro lado en Neiva manejan Cielo González y su marido, el perdido Germán Trujillo, zar de las raciones escolares.

2- Tantas ligerezas y hasta idioteces juntas terminarán invalidando la elección del secretario general de la Asamblea departamental y haciendo tambalear la propia elección de su directiva.

La gula política y el afán de quedarse con todo, extraña en un joven que expone su futuro (que carga además ostentoso el nombre del máximo poeta José Eustadio Rivera) pueden ocasionarle un revés a él, a la corporación y al Huila. Lo que vivirá por estos días será su propia vorágine.

3- El Hotel Timanco, levantado sobre el basurero municipal de Pitalito (siendo Presidente Pastrana Borrero y gobernador Polanía Sánchez) se convirtió en una obra arquitectónica de mostrar y un orgullo de los laboyanos. Con el tiempo –por una y mil razones- fue degenerando en un cuchitril, que ahora salen a defender –rasgándose las vestiduras- muchas personas.

Algunos lo hacen porque fueron protagonistas del esfuerzo (Teódulo Guzmán, por ejemplo) y otros porque ven afectados sus intereses económicos (pierden el arriendo de sus locales). Varios políticos por oportunismo, en vísperas electorales.

4- Sorprende la proliferación de brujos en la radio huilense. Don Eloy, el embaucador, ofrece en su emisora “lejía para el tratamiento de cualquier cáncer, el VIH o el ébola”. Plantas como alternativa para la quimioterapia y unas infusiones para la leucemia, bebedizos para la esperanza y la longevidad.

Copiado de otros charlatanes y vendedores de milagros, don Eloy –que imparte lecciones de honestidad, moral, consejos de vida, curaciones sorprendentes y engaños más sofisticados- aconseja a las señoras “separarse del marido para curarse del cáncer de mama”.

Algo más revolucionario: que el ozono administrado por vía rectal rejuvenece y cura desde gripas hasta reumatismo. El brujo aplica el remedio en sus consultorios de Neiva y Pitalito.

 

Pin It