-AL AIRE-

Sorprende

Sorprende e incomoda que el obispo de Neiva, Monseñor Froilán Casas, absuelva al ex alcalde Pedro Suárez, investigado por la corrupción que condujo a la catástrofe del estadio Plazas Alcid, la muerte de cuatro obreros y el cierre del escenario deportivo.

Casas no sólo ofició misa para celebrar que a Suárez le hayan concedido casa por cárcel, sino que –durante la homilía- exaltó las calidades del encartado, a tal punto que su hermana, Margarita Suárez, confiesa conmovida: “nos hizo aguar el ojo”.

Una cosa es la bondad del pastor y otra bien distinta su participación en una pequeña manifestación de amigos y cómplices en hechos que bordean el código penal, fruto de la avaricia, un mar sin fondo y sin orillas.

Vaya y venga que ponga en su hombro a llorar a Suárez. No proclamar públicamente la inocencia de quien la justicia tiene entre ojos, no llorosos sino desapacibles.

2- Sorprende la desfachatez (bueno, se volvió una constante) del gobernador González villa en el tema de la alimentación escolar y el contrato multimillonario del próximo año.

Como la secretaria de educación, María del Carmen Jiménez, no quiso firmar el documento que oficializa la continuidad del saqueo, la enviaron a vacaciones.

Encargaron, entonces, al secretario de agricultura –José Ricardo Villarreal- para que estampara su rúbrica. El funcionario, sumiso pero no tonto,  acaba de renunciar porque tampoco quiso firmar el atraco, que engorda los bolsillos del gobernante y su esposa agiotista.

Los organismos de control (¿existen?) deberían estar encima de la referida contratación.

3- Sorprende la telaraña de corrupción, a través de las raciones escolares.

El periodista Miguel Perdomo les ha seguido la pista, según contó en su emisora: -Agapito Obregón es el esposo de Nancy Guevara, a su vez representante legal de Granandina de Comercio Distribuciones.

Giovanny Andrés Obregón Guevara, hijo de Agapito y Nancy, es el representante legal de Infancia Sana y Feliz.

Agapito, el marido de Nancy y padre de Giovanny, es representante legal de la Fundación ecológica y social La Esperanza, “Fundese”, que es la matriz de las firmas Granandina de Comercio y de Infancia Sana y Feliz, que –se supone- entregan los alimentos a miles de niños de las escuelas públicas del Huila.

Son, pues, tres personas distintas y un solo contratista verdadero, que cubren las tres zonas en que está repartida la torta del departamento. Y un ganador final: el timorato y puritano gobernador González.

4- Sorprende que el concejo, la dirigencia política y todos  hayan enmudecido ante la cátedra mentirosa del alcalde Lara Sánchez frente a sus colegas. Lara se infló para proclamarse líder del desarrollo en torno a las fuentes hídricas.

¡Pura paja¡. Lara no puede mostrar una sola acción importante en defensa del río y su conexión con el crecimiento de la ciudad. No ha movido un dedo para impedir que el 53 por ciento de las aguas negras de Neiva vayan a parar al Magdalena, que por aquí pasa y lo enviamos podrido al resto del país.

 

 

Pin It