-AL AIRE-

La delincuencia está extorsionando, admite comandante de la IX Brigada

 Oscar Armando Rodriguez

Es evidente que la situación del Huila ha mejorado, admite el comandante de la IX Brigada, coronel Oscar Armando Rodriguez. Pero -y aquí radica la preocupación- “la delincuencia común se está aprovechando y utiliza nombres de antiguos guerrilleros para seguir extorsionando”.

Rodriguez se ha dado el lujo de ir por tierra hasta el corregimiento de Balsillas, algo impensable meses atrás. Y tuvo la osadía de ir en bicicleta. Habló con los campesinos, los escuchó y permaneció en la región unas horas, según dijo en el programa “Artunduaga pregunta lo que la gente se pregunta”, que se transmite por la emisora W (104.3 fm) y las estaciones del Sistema AS.

En su opinión, la antigua guerrilla está cumplindo, pero delincuentes utilizan los nombres de temido frente 17 de las FARC para exigir cuotas extorsivas: “y nombran esas personas que en esa época eran muy malos y amenazaban mucho a la gente. La gente con sólo escuchar esos nombres está pagando”.

Aquí en el Huila (explica Rodriguez) la guerrilla no fue muy beligerante pero les gustaba mucho la extorsión y a la primera llamada la gente salía al Caquetá a pagar la cuota. Hoy la gente ya está entendiendo y no se comen ese cuento tan rápidamente y están llamando a las autoridades y están denunciando.

¿Hay disidencias de las Farc en el Huila?

En el Huila no hay grupos armados residuales del frente 17, hay unos grupos conformados en Meta, Caquetá y muy incipientemente en el Huila. Todos colindan con la zona norte del departamento, en Colombia; tienen las intenciones de ingresar y lo tienen como un corredor de movilidad que va del Tolima hacia el Caquetá y hacia el Meta.

Tenemos a nuestras tropas del Batallón Tenerife en la parte norte controlando estos carreteables, estos corredores de movilidad que anteriormente utilizaban y la intención es no dejarlos ingresar al Huila. Aquí el delincuente no tiene cabida.

La situación en Pitalito

-Con Pitalito la situación más delicada es el narcotráfico, es un puerto seco, donde colindan Putumayo, Cauca, Caquetá, cultivadores de marihuana (Cauca) pasta base de coca. Con eso se financian esas organizaciones, siempre tratan de llevar marihuana del Cauca hacia el Putumayo para después transportarla a Ecuador y Brasil. La suelen llevar al Valle del Cauca y al interior del país.

Pitalito es el corredor de movilidad hacia la parte centro del país. La situación del alcalde es difícil pero de la mano de la policía y el ejército estamos combatiendo el micro tráfico.

¿En Pitalito hay grandes narcotraficantes?

No, no tenemos informaciones de mafiosos grandes, es el micro tráfico que está tratando de tener fuerza en las partes rurales y una serie de comunas.

El centro (Garzón y otros municipios) está tranquilo, controlado. Algunas extorsiones pero son muy bajas las denuncias.

Las extorsiones en el Huila

-En lo que va corrido del 2018 le hemos dado unos golpes certeros a estas llamadas extorsivas, el 100% de estas personas han sido delincuentes comunes, hemos tenido dos casos en Colombia, dos en Pitalito, uno en La Plata y aquí en Neiva desde las cárceles están llamando a los empresarios a pedirles extorsiones de $500 $1.000.000.

Objetivos centrales

El principal objetivo (dijo el coronel Rodriguez) es no permitir que estos grupos residuales del frente 17 ingresen al departamento del Huila, sea por el norte, sur, tenemos muy bien custodiados nuestros límites. Vamos a tener muy controladas esas vías y corredores de movilidad.

Combatir al 100% el narcotráfico, es fundamental porque es con lo que se financian y comparan su armamento. En el Huila no hay cultivos ilícitos, entonces no es llamativo para esos grupos porque no tienen forma de adquirir su dinero tan fácil. Pero sí tenemos la dificultad del corredor de movilidad.

¿Por qué no cultivan aquí?

No los hemos dejado y a la gente le gusta más cultivar café y es el mejor de Colombia en este momento. Por eso es que no hay cultivos, porque los campesinos ya no se dedican a eso.

La situación del café ha surtido mucho efecto y le ha servido mucho a la comunidad. La gente entendió, porque hay paz y tranquilidad que es lo que quiere la comunidad, la camaradería, la amistad da eso. La coca da guerra.

Otro de los objetivos es el desminado humanitario que lo venimos haciendo desde el año pasado con el batallón de desminado número cinco, donde hicimos unos trabajos con los alcaldes de Baraya, Colombia y Neiva, los presidentes de las juntas de acción comunal y los campesinos. En este sector anteriormente ponían minas. Hemos logrado un control del 90%. Esperamos redondear los trabajos técnicos en las siguientes semanas.

Esta semana en Baraya encontramos una mina y fue destruida muy cerca de una escuela, gracias a la información que da la comunidad. La idea es terminar en Tello, Baraya y Colombia y vamos a pasar a otros municipios, que son San Agustín, La Plata, Gigante, Isnos y Santa María. En total son doce municipios.

Continuamos con las jornadas de apoyo al desarrollo con las alcaldías, presidentes JAC la policía, ir a esas veredas y llevarles salud, diversión niños, capacitación a las mujeres y entretenimiento para el bien de esas comunidades.

La seguridad ciudadana

-La seguridad es propósito de nuestra policía. Nosotros estamos apoyando esta actividad tan importante, nos ha llegado una unidad especial, fuerzas especiales urbanas que se han capacitado durante todo un año para realizar operaciones en la parte urbana, son hombres capacitados para trabajar de la mano con la policía y la fiscalía para combatir esa delincuencia en la parte urbana. Ya lo estamos haciendo en las comunas más delicadas, la diez, cuarto centenario y ha sido muy beneficioso. A partir del 1 de febrero vamos a estar en Pitalito y Garzón con esas unidades especiales. La unidad está confirmada por 60 hombres aproximadamente, son oficiales muy bien entrenados.

Cuando la población ve un soldado parado en una esquina da seguridad y mucho más de la mano con un policía, vamos a estar uniformados y atentos, lo hemos hablado en muchas oportunidades con el coronel Pinzón, comandante de la policía departamental.

¿De qué manera están robando a la gente?

Individuos en motos, que ven al ciudadano parado en una esquina distraído y le roban el celular, la cadena, a la señora la cartera, las llamadas extorsivas,

Estamos haciendo una estrategia para individualizar a delincuentes que les dan casa por cárcel, un seguimiento con inteligencia.

¿Pasa en Pitalito o en Neiva?

En Neiva también se da mucho, pero en eso estamos de la mano con la Fiscalía y la Policía.

El tema de tanta moto afecta la seguridad. El parrillero en la noche, como lo evidenciamos en Bogotá y en la Costa Atlántica. Esa es determinación del alcalde y de la Policía.

Pin It