-AL AIRE-

La pasmosa indiferencia

Con estos calores de Neiva, sólo superados por Villavieja, (el Valle de las tristezas) se adormece hasta la conciencia. Todos nos pasa y desaparecen ánimo y voluntad para reaccionar, como el cuento aquél de un opita que pregunta qué es bueno para la picadura de culebra.

-¿Y para quéeee?, pregunta el otro.

-Porque ahí viene unaaa…..

Neiva estuvo (otra vez) dos días sin agua y la alcaldía explicó –con igual desaliento- que era necesario para conectar obras que adelanta. Los periodistas que asistieron a la rueda de prensa bostezaron tristes, abatidos por el calor, y se ahorraron cualquier pregunta para no gastar energías. Mis vecinos lo justificaron: al fin y al cabo dizque los franceses sólo se bañan una vez por semana.

Las Empresas Públicas fueron saqueadas en la alcaldía de Cielo González con toda clase de inventos, incluyendo el tal reservorio que se presupuestó por $30 mil millones y resultó costando $70 mil millones, según el ingeniero Humberto Castro Mujica, que ha dedicado los últimos 20 años a registrar con horror la destrucción de la empresa y de la ciudad: - “Cada vez son peores las administraciones, cada vez cumplen un rol de mayor perversidad y corrupción”.

Alfonso Casas Olaya, respetado ingeniero, dice que no cabe duda de la responsabilidad que tienen las administraciones de los últimos 60 años en la ciudad de Neiva que han menospreciado el agua. Es muy poco lo que nos queda y no tenemos conciencia de ello. Y lo peor, nadie está pensando en evitarlo.

En un debate radial sobre el tema, recordamos los fraudulentos convenios de EPN con el convenio Andrés Bell, ejecutados por los mismos compinches que siguieron manejando alimentos, carreteras, interventorías y demás. La Universidad Surcolombiana fue cómplice del robo, a través de convenios amañados.

La concejala Leyla Rincón, a quien muchos ven como una loquita besando árboles, pero es la conciencia ambiental de la ciudad, llama “sordo” al alcalde Lara en estos temas.

-“Cuando votamos por Rodrigo Lara creímos que iba a revisar el contrato de Ciudad Limpia porque no está de acuerdo a las normas nacionales, internacionales ni a la ética, no se atendió a esas iniciativas por las cuales en ese momento votamos por él”, dice mi antigua compañera de la Normal de Pitalito, dirigente del Polo.

Marcos Silva, el cuarto panelista (estudioso, serio, trascendental) recordó que “Neiva pagó hace tiempo una gruesa suma de dinero para hacer unos estudios de sectorización para manejar el agua, de tal manera que no haya necesidad de quitarle el líquido a toda la población de una ciudad”.

Algo más: La misma Cielo González, hermana del gobernador (el dueño de la chequera) anda de correría por el Huila con sus candidatos Triana y Lara, ostentando su abultada chequera. En Pitalito regalaron gasolina a todo el que quisiera participar en su caravana. Y en Garzón pagaron a $20 a los motociclistas. Nadie la vio en estos menesteres. Pero siempre le rinde comprando elecciones.

Pin It