-AL AIRE-

Senadores del Huila: de parladores y lambiscones


Foto: https://www.diariodelhuila.com

@Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Si parlamentario viene de parlar, Hugo Tovar Marroquín sería el mejor aporte del Huila al Senado de la República. Tiene el mejor discurso, la formación intelectual más sólida y una larga experiencia en el debate de lo público. Hablo de “parlar” en serio, no de hablar por hablar o parlotear, asunto bien distinto.

Hay quienes consideran que el régimen colombiano no es el parlamentario y, en consecuencia, tenemos senadores y representantes. Congresistas, no parlamentarios.

Motivos tendríamos para seguir parlando muchas horas sobre este tema o sobre cualquiera, por ejemplo María Vidal, la histérica directora de justicia de Neiva y su peluquera, a riesgo de recibir un contingente policial ante su llamada agónica de auxilio. O sobre el candidato coronel Pinzón, que hizo trizas el corazón, el prestigio, el uniforme y su familia por una joven patrullera. Dejemos el asunto en que Hugo parla sabroso.

A nivel regional, Tovar Marroquín  ha hecho la más ambiciosa campaña y si completa la curul por fuera será una buena carta huilense, distinto a tanto congresista mudo que hemos tenido en los últimos tiempos. Y a uno muy lamedor, lambón, lambiscón hasta la náusea.

A propósito de ese adefesio (su elección, no la persona, aunque también), pienso que saldrá elegido con muy pocos votos del Huila y los desechos que arroje la elección de Uribe. Y no será para bien del Huila, sino para comodidad del ex presidente, a quien le seguirá cargando la maleta.    

Creo que Rodrigo Villalba no tendrá inconvenientes –ni sorpresas- para hacerse reelegir. A regañadientes de sus críticos, la suya sí es la mejor hoja de vida pública del Huila en el Senado.

Esperanza Andrade será senadora, tras una campaña construida con paciencia y habilidad, tejiendo la red de una herencia nacional de amigos y malquerientes de Hernán. En mi lucha diaria con las palabras, tengo dudas si decir que se ha “destetado” de su hermano, porque hay otra más dura, “desmamar”, que no me gusta. No es “separar” (que sería mentirosa). Quizá “independizado”, que no es exacta.

Pienso que Rodrigo Lara Restrepo pasará al Senado, colgado –como siempre- de la sombra de su padre. Y ahora con el gobernador y su hermana como jefes de debate, ellos los nuevos gángster de la burocracia.

Queda, con muy pocas posibilidades, Diego Muñoz, de los afectos del alcalde de Neiva. Muñoz viene antecedido de títulos de buen abogado y empresario, pero se ha desdibujado por graves trastornos de personalidad, de los que hablan antiguos coequiperos en la campaña de Lara Sánchez.

Preocupa (por la votación de los nuestros) la invasión de senadores foráneos, buenos , regulares y malos, que no requieren echarse discurso alguno sino pagarle a un teniente político regional para que tramite unos votos.

En algunos casos (Géchem y Osorio), están apoyando “extranjeros” porque su partido se quedó sin candidato huilense. Y en otros ha prevalecido el negocio. “Herederos de Judas. Engaños, mentiras, compromisos…son títulos de nobleza en la política”.    

Pin It