-AL AIRE-

La historia de Gaseosas Cóndor y una extraña omisión en el cobro del predial

Gaseosas Cóndor le debe al municipio de Neiva más de $700 millones, pero la tesorería ni le cobra ni pone a la empresa en la lista de morosos. Es un evidente “olvido” (sospechoso?) como la no cancelación de deudas que tiene con antiguos acreedores.

La historia –completa, con documentos en mano- es la siguiente

Gaseosas Royal inició actividades en el año 1950 en el barrio quebraditas de Neiva, siendo su único propietario Gilberto Jaramillo, quien contrajo nupcias con Margot Fajardo Manchola hermana de Jesús María Fajardo Manchola. Aprovechando el parentesco de afinidad Gilberto Jaramillo y Jesús María Fajardo Manchola se asociaron en la mencionada fábrica de gaseosas, la cual ubicaron en la calle 2° entre carreras 4 y 5 de Neiva. Luego de unos años, gaseosas Royal se asocia con Gaseosas Sol de Girardot de propiedad del señor Ismael Jaramillo hermano de Gilberto Jaramillo, quien finalmente termina adquiriendo la totalidad de la compañía y domiciliándose con su familia en la ciudad de Girardot.

En Neiva continuaba operando Gaseosas Sol la cual fue adquirida por Jesús María Fajardo Manchola durante la década de los 60 y la denominó Gaseosas Cóndor, funcionando en la bodega de la calle 2° entre carreras 4 y 5.

Jesús María Fajardo Manchola casado con Ana Elisa Alvarez, tuvieron 8 hijos, Alvaro, Guillermo, Fermín, Orlando, Luis Enrique, Luz Amparo, Jesús María y Nelson Jairo, con quienes adquirió el lote ubicado en la carrera 5 carretera al Sur No. 24-67, el 3 de junio de 1976, iniciando obras de construcción en el año de 1978, año en el cual se constituyó la Sociedad Comercial “FAJARDO Y CIA S EN C.”, el 5 de octubre. La nueva sede fue inaugurada a inicio de los 80´s.

En marzo 14 de 1987 la sociedad conformada por la familia Fajardo Alvarez “FAJARDO Y CIA S EN C.”, celebra contrato de compraventa respecto de un establecimiento industrial y comercial ubicado en la ciudad de Neiva denominado “GASEOSAS CÓNDOR” con “INVERSIONES SÁNCHEZ RODRÍGUEZ LTDA”, uno de sus propietarios es el señor Hernando Sánchez Henao, donde el valor inicial fue de $86.000.000 y posteriormente mediante un otro sí ascendió a la suma de $210.000.000, enajenación que se realizó como una unidad económica, dentro de la cual quedó un lote de terreno de aproximadamente diez mil metros, en el que funciona dicho establecimiento de comercio actualmente.

En dicho negocio jurídico se establecieron unos compromisos dentro de los cuales la compradora “INVERSIONES SÁNCHEZ RODRÍGUEZ LTDA”, debía cancelar una suma de dinero al señor Hernando Falla quien le había prestado a la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.”, la cual no realizó de manera oportuna y en razón a ello la sociedad vendedora interpuso demanda de resolución de contrato, la cual fue adelantada ante el Juzgado Cuarto Civil del Circuito de Neiva fallando a favor de la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.”, sentencia que fue apelada y confirmada por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Neiva.

Ante la inconformidad del fallo de segunda instancia, “INVERSIONES SÁNCHEZ RODRÍGUEZ LTDA”, presenta demanda de casación ante la Corte Suprema de Justicia la cual casa la sentencia en su favor por haber cumplido de manera tardía el contrato y dispuso en la parte considerativa que “…mientras el contrato no se haya extinguido por las causas legales o por el consentimiento de las partes, los deberes de prestación que del mismo hayan surgido conservan vigencia y exigibilidad, y deben ser ejecutados de buena fe, más aún cuando, como ocurre en este caso, las partes han reconocido expresamente las obligaciones insolutas que a cada una de ellas corresponde.”, esto es que INVERSIONES SÁNCHEZ RODRÍGUEZ LTDA”, cancele a la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.” la suma de $50.000.000, valor que quedó debiendo como saldo de los $260.000.000 y que la sociedad vendedora le otorgue las escrituras del predio donde funciona Gaseosas Cóndor.

El inmueble donde funciona Gaseosas Cóndor, fue entregado a “INVERSIONES SÁNCHEZ RODRÍGUEZ LTDA” a paz y salvo en el año de 1987 de todo concepto. Desde ese año hasta la fecha, la compradora no ha cancelado impuesto predial como tampoco lo adeudado a la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.” y por ende no se ha firmado escritura alguna.

Luego de haberse proferido el primer fallo de la Corte Suprema de Justicia el 10 de octubre de 2006, y dado el alto costo adeudado al municipio de Neiva por concepto de impuesto predial, la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.” solicitó al municipio de Neiva el 12 de octubre de 2007, la prescripción de las vigencias 1988 a 2001, la cual fue concedida luego del recurso de reposición y en subsidio apelación, en una suma superior a los $450.000.000.

En la actualidad la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.”, como propietaria del inmueble, conforme al certificado de libertad y tradición expedido el 16 de febrero de 2018, donde funciona la fábrica de Gaseosas Cóndor, adeuda al ente territorial de Neiva por impuesto predial, de un inmueble que no usufructúa, la suma de $789.365.237 pesos correspondientes a los años 2002 a 2018, la sociedad compradora hoy con otro nombre, se beneficia de éste sin cancelar al municipio de Neiva el impuesto, además sin cancelar los $50.000.000 del saldo del contrato que debió haber pagado hace 31 años .

El domingo 26 de febrero de 2018 el diario La Nación señala que se rematarán bienes por deudas de predial sin que dentro del listado allí reportado aparezca el bien de la sociedad “FAJARDO Y CIA S EN C.”.

Pin It