CORTE SUPREMA SE OPONE A ENTRADA DE UN “PARAMILITAR PURO” A LA JEP Y ADVIERTE DE POSIBLE “FRAUDE”

El alto tribunal asegura que el exgobernador de Sucre Salvador Arana es un “paramilitar puro” y su ingreso a la justicia transicional no sólo deslegitima ese sistema, creado con el Acuerdo de Paz, sino que pone en riesgo la justicia ordinaria y los derechos de las víctimas. También sentó su oposición sobre la entrada del cartel de la toga a la JEP.

La Corte Suprema de Justicia le salió al paso al exgobernador de Sucre, Salvador Arana, quien fue condenado a 40 años de prisión por sus vínculos con paramilitares, pero quien encontró una nueva salida en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que lo admitió febrero de este año. A juicio de la Corte, con la admisión de “paramilitares puros” como llamó a Arana, la JEP está “defraudando” el sentido del Sistema Integral de Justicia, Verdad, Reparación y No Repetición, creado con el Acuerdo de Paz. Por ende, el alto tribunal acusó un conflicto de competencias que deberá ser zanjado por la Corte Constitucional.

Arana, quien ya cumple 10 años de condena, fue procesado por la Corte Suprema por la desaparición forzada y homicidio de Eudaldo León Díaz, exalcalde de Roble (Sucre), que denunció públicamente sus vínculos con grupos armados; concierto para delinquir agravado, por colaborar con el Bloque Montes de María de las Atodefensas Unidas de Colombia (Auc); y peculado por apropiación por desviar recursos públicos, mientras fue gobernador, para financiar la causa paramilitar. Además, fue llamado a juicio por falsedad ideológica en documento público, porque, al parecer, también desvió fondos de las regalías de Sucre al bolsillo de las Autodefensas.

Pin It