Asesinatos y persecución contra la izquierda, denuncia Aída Avella

Aida Avella es sobreviviente de la masacre de que fue víctima la Unión Patriótica. Fue obligada a refugiarse en el exteror durante dos décadas y ahora que regresa está viendo que se repite la tragedia.

-No quiero que siga pasando esto, me dice horrorizada, ella que se salvó de un atentado en plena autopista norte de Bogotá, cuando le dispararon a matar desde varios vehículos.

Lo que ocurre contra los sectores alternativos y de izquierda es insoportable, declara Avella, quien presenta el resumen de la situación, a instancias de KienyKe:

-“Lo que pasa en Colombia es muy grave a portas de firmar el acuerdo de paz, los enemigos del proceso no solamente dicen en el congreso ‘Por menos se hizo la violencia’, son los voceros políticos de los que disparan en todo el país. Ellos son los verdaderos responsables. Los mercaderes de la guerra!

-El 26 de Febrero, es asesinado HANNER SABASTIAN CORPUS RAMOS, de 22 años en la vereda Páez del resguardo indígena de Canoas (Cauca).

– El 28 de Febrero, en el municipio de Tambo, Cauca, es asesinada la joven MARICELA TOMBE.

Fidel Cano, “un periodismo sin dobles intenciones”

Son 129 años los que está cumpliendo el periódico El Espectador, “bastante tiempo y bastante ajetreado”, según Fidel Cano, su director.

¿Cuál es el mejor calificativo que se ajusta al ejercicio periodístico de El Espectador?

Con criterio patriótico, palabras del fundador.

¿Demasiado rimbombante para estas épocas?

Sí, yo creo que ha sido un periodismo transparente, sin dobles intenciones, y ha sido una constante en estos 129 años.

¿Un periodismo de denuncia, investigación y opinión?

Tiene un poquito de todo y el medio impreso apostó a no ser solo un recuento de noticias, que mejor se hace en radio. Nosotros hacemos un periodismo de análisis, de opinión, de ayudar a que los debates se den de manera correcta y a eso le hemos apostado.

La mujer que enfrenta el machismo en Bogotá

Cristina Vélez venía siendo profesora universitaria y no ha perdido la costumbre de terciarse el maletín al hombro, además de usar un traje formal con tenis. Casi siempre prefiere el transmilenio porque le rinde más la agenda.

Por encargo del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, tiene la misión de defender a todas las mujeres de la ciudad. Y el machismo es la guerra principal, como secretaria distrital de la mujer, reducirlo, domarlo, de ser posible.

Lo vamos a lograr -dice- a través de diferentes programas y estrategias enfocados en las nuevas masculinidades, donde existan hombres más amorosos, respetuosos, educados en la equidad de género.

Adriana Barragán se volvió estrella

Así como algunos se van cayendo -del cargo o en la imagen de los colombianos- otros están creciendo al interior del alto gobierno y los ojos del país.

En el sector oficial deslumbra Adriana María Barragán López, quien está logrando el milagro de hacer viable, posible y rentable una empresa del Estado, la antigua Adpostal, que el país recuerda con sabor agridulce: con cariño porque transportaba las cartas de todos los colombianos, y con tristeza porque se convirtió en una empresa paquidérmica.

Hace algo más de 3 años Barragán López, asumió las riendas de 4-72. Un reto tan grande como el tamaño de la compañía, la antigua responsable del correo de Colombia.

La empresa le apostó a la tecnología, automatizando su planta de tratamiento en Bogotá y optimizando los procesos en las 7 regionales. Rápido se convirtió en un caso de éxito en Colombia y referente de América Latina.

La presidenta de 4-72 es administradora de empresas de la Universidad Santiago de Cali, con especialización en Gestión de Entes territoriales de la universidad Externado de Colombia. Comenzó su vida laboral hace más de 17 años en el sector público y privado.

Su polo a tierra -dice ella- son sus dos hijas adolescentes, que condicionan sus días y administran sus prioridades. Defensora de las mujeres, sin posiciones radicales, conduce una empresa donde trabajan más de 2000, el 21% madres cabeza de familia y además son el 70% de la fuerza operativa de la compañía.

La disciplina, como cabeza de servicios postales nacionales, la aplica en sus rutinas diarias; se apasiona tanto por su trabajo como lo hace por el deporte.

Adriana Barragán piensa que en el país las mujeres deben creer más en ellas, deben competir mano a mano con los hombres por los cargos importantes y no deben limitarse al género en detrimento de sus capacidades. Cree profundamente en la paz y en lo público como opción de vida.

Subcategorías

Subcategorías