¿SERVIDORES DEL ESTADO A DONAR Y MÉDICOS A TRABAJAR?

En esta época de cuarentena y de confinamiento estamos haciendo sacrificios, al no salir a la calle estamos protegiéndonos y siendo solidarios para que no haya contagios masivos y para que esta pandemia no esté fuera de control. Se nos exige un sacrificio mínimo y eso suena entendible.

Pero resulta que el gobierno nacional ha venido expidiendo varios decretos en esta situación de emergencia donde se toman medidas en muchas áreas y quiero referirme primero al decreto 538 en su art 9; en él se obliga al personal de salud a prestar sus servicios; yo me pregunto, ¿puede el Estado exigir y obligar a los médicos a trabajar en estos momentos, incluso cuando ellos expongan su vida?, ¿ello es proporcional y aceptable? Dudo mucho que este tipo de medidas sean razonables, pues si bien es cierto que ante un peligro general para la comunidad puedo exigir el sacrifico de ciertas personas cuando el bien que busco proteger sea más importante que el que afecto (esa es la idea del estado de necesidad en derecho penal), no puedo obligar a nadie, tampoco a un médico, a ponerse en peligro concreto o a sacrificar la vida o la integridad, eso nunca podrá ser exigible. Escuché que en Neiva un profesional de la salud fue despedido por manifestar que no operaba a un paciente sin las suficientes medidas de protección; es tan legítimo el reclamo del médico y su negativa, como irresponsable la actitud de la clínica que simplemente lo va despidiendo. Ni siquiera a un médico, que ha hecho un juramento de ayuda a los ciudadanos en necesidad, se le podrá exigir que se sacrifique de esa forma, ellos también tienen derechos, así como sus familias; la norma debió más bien crear incentivos y protecciones para que todos los médicos lo hagan voluntariamente.

Segundo, otro decreto descuenta obligatoriamente porcentajes de salario a los servidores públicos, de nuevo me pregunto ¿esto será proporcional? Quizás si se pueda exigir más solidaridad de un servidor público en el cumplimiento de su deber, tal vez a un juez se le puede exigir hacer una audiencia de urgencia con las debidas protecciones, pero meterse con el ingreso, con el salario, es algo que no me parece proporcional. Es una carga demasiado inequitativa, ¿es que el servidor público no está sufriendo económicamente en esta emergencia? ¿será que, aunque gane más de 10 millones de pesos, no tiene obligaciones con su familia, etc.?

La verdad es que no me gusta el manejo que se le está dando al deber de solidaridad, pero esperemos a ver que decide sobre estos decretos la Corte Constitucional.

Pin It