Conductores de buses urbanos suspenden ruta por el barrio María Paula

No es la primera vez que los buses de transporte público que cubren la ruta por el barrio María Paula y Cuarto Centenario, sur de Neiva, reciben ataques por parte de delincuentes que, tras la intención de detener los vehículos para hurtarlos, lanzan piedras rompiendo los vidrios, dañando espejos, incluso causando graves heridas a los conductores.

Por esta razón han tomado la decisión de suspender la ruta por este sector a partir de las 6:00 pm hasta que la Policía garantice la seguridad.

“Hemos sido víctimas de unos vándalos que se hacen llamar los rompevidrios, donde ya semanalmente uno o dos vehículos resultan afectados por esas personas que se hacen en la parte oscura y nos lanzan las piedras, no sabemos bien si la intención es un atraco o solamente lo hacen por hacer el daño y los conductores tienen instrucciones de no detenerse por eso se requiere mucho del acompañamiento de la policía”, indicó Luis Humberto Vega, conductor de bus urbano de Neiva.

Y agregó que como en el día no ha habido inconvenientes, solo suspenderán a partir de las 6 pm, “pues cuando ya empieza a oscurecer nosotros ya empezamos a disminuir, y los pasajeros son los únicos que van a salir perjudicados porque tienen que seguir a pie hasta su destino”.

Según el transportador, el problema es que los daños ocasionados a los buses les están generando muchos costos a los dueños de los vehículos y les está generando pérdidas, por esta razón, hasta que no se garantice realmente la seguridad para los transportadores no volverán al sector después de las 6 de la tarde.

Pin It