A seis aumentó número de quemados por pólvora en el Huila

En esta ocasión se trata de un joven de 13 años,  residente en el municipio de San Agustín, quien resultó con graves lesiones en su cuerpo al manipular un artefacto explosivo.

Al parecer, lo que para el menor empezó como un juego, terminó con la amputación de una de las falanges distales en la mano derecha y quemaduras de segundo grado.

Cabe recordar que de los casos registrados en el Huila; cuatro de las víctimas son menores de edad, la primera fue una menor de 12 años en Neiva que resultó con quemaduras en su cuello por manipular un tote, otra menor en San Agustín 10 años y en Gigante un menor de 15 años.

Asimismo, dos adultos uno de 29 años en Timaná y otro de 20 años en la ciudad de Neiva han resultado afectados por los artefactos pirotécnicos.

Pin It