Parroco del Huila, acusado de violación sexual

La denuncia la hizo una mujer, que dice haber sido abusada sexualmente cuando era menor de edad por el cura del municipio de Hobo, Jesús Joaquín Martínez. La Diócesis de Neiva puso el caso en conocimiento de la Fiscalía.

Un escándalo enfrenta hoy la iglesia católica huilense por cuenta de los presuntos abusos sexuales, denunciados por una mujer de 31 años de edad, profesional en administración de empresas en contra del cura párroco del municipio de Hobo, Jesús Joaquín Martínez. La protagonista de los graves señalamientos hizo público en redes sociales los hechos, en el que cuenta detalles del supuesto abuso, que se habría escenificado en tres parroquias de la capital del Huila.

Según la víctima de abuso, los sometimientos sexuales comenzaron en el año 2000 cuando ella y su hermana vivían en la casa cural del templo del Espíritu Santo, ubicada en el barrio Chicalá de Neiva.

“El padre iniciaba masturbándose delante de mí, me manoseaba los senos, las nalgas, me desnudaba a la fuerza y me introducía los dedos en la vagina. La primera vez que lo hizo sangré demasiado. Me hacía con la lengua en las partes íntimas. Yo en ese instante sólo cerraba mis ojos. Él siempre me decía al oído en forma de susurro que no me metía el pene porque me dejaba embarazada y que por eso no lo hacía y me metía los dedos a la fuerza porque a mis pantalonetas él le dañaba los cauchos de tanto jalar porque yo no me quería dejar, entonces, los cauchos de mis pantalonetas no duraban”, narra la joven.

Así mismo agregó: “Él me decía que no fuera a decir nada, que eso era normal, que no le fuera a contar a mi hermana”.

También se logró conocer, otros detalles sobre los supuestos abusos del sacerdote Martínez Triana, quien además de ser el cura párroco de Hobo, está hoy encargado de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes del municipio de Algeciras tras el suicidio de su titular.

“Estos manoseos se presentaron en repetidas ocasiones, incluso, cuando íbamos de viaje con los compañeros de trabajo de él, del Sena, él era capellán del Sena en ese entonces, íbamos en el bus y él me metía los dedos, tapaba con una cobija. Yo me hacía al lado de él porque él así lo disponía y yo pues era una niña de 12 años”, expresó la joven administradora.

Dijo que el sacerdote posee una finca en La Ulloa, municipio de Rivera, en donde también presuntamente la abusaba. “Él nos llevaba a todas partes y pues nos llevaba a esa finca, con el fin de cuidarnos supuestamente”, sostuvo.

Agregó, además, que el sacerdote Martínez fue cura párroco de la iglesia ubicada en el barrio Las Palmas también de Neiva, en donde habría continuado los abusos. “Las violaciones continuaron y esta vez, más seguido. Inclusive, él me decía que eso lo hacía para ayudarme, ya que mis papás no tenían plata, eran separados y que pobrecitos mis hermanos y que por eso yo debía permanecer con él. Efectivamente, mis padres se habían divorciado, éramos cuatro hermanos, éramos pobres y mis padres nos dejaron al cuidado de él a tres, a mi hermana, a mi hermano y a mí”, añadió.

Señala también que los abusos habrían proseguido en la parroquia San José de la capital huilense: “El padre fue trasladado a la parroquia San José, a donde también me llevó a vivir con él. En ese entonces mi hermana ya había terminado la carrera universitaria y vivía sola en un apartamento, mientras que yo continuaba con él en la casa cural”.

El acuerdo por su silencio

La presunta víctima del padre Martínez dice tener en su poder un documento firmado por su supuesto victimario en el que acepta los vejámenes sexuales a los que la sometió y pacta además la entrega de $200 millones como reparación.

“Yo a raíz de todo esto que él me hizo, le hice firmar un acuerdo donde yo narro los hechos de los que fui víctima por parte de él, desde los 12 y hasta los 18 años de edad. Hice que él me hiciera una reparación por acceso carnal abusivo. Me dio la suma de $200 millones, pensando que con ese dinero puede remediar las cosas que me hizo, pero yo no quiero ningún dinero, yo quería que él aceptara y asumiera las consecuencias de todo lo que me hizo”, señala la mujer.

Al parecer, el padre Martínez le habría desembolsado a la mujer los $200 millones, mediante cinco transferencias electrónicas, entre el 10 de junio y el 31 de octubre de 2019.

Se realizó el debate sobre Control Político de Obras Inconclusas en el Departamento del Huila

El pasado miércoles 08 de julio, en las instalaciones de la Asamblea Departamental representantes de la administración departamental y de algunas empresas huilenses se dieron cita para debatir sobre las obras inconclusas que hay en el Huila.

De acuerdo a esto, entidades como Aguas del Huila, Inderhuila, al igual que la secretaría de Vías e Infaestructura Departamental, Secretaría de Educación y algunos diputados citantes como: Sandra Milena Hernández Rincón, Carlos Ramiro Chavarro, Camilo Ospina Martínez y Helber Yesid Pinzón Saavedra, se reunieron para saber qué está pasando con dichas obras como la ruta 45, el distrito de riego de Paicol, el anillo turístico en el sur, algunos puentes, entre otros.

El diputado Helbert Pinzón, indicó que muchas de esas obras ya iniciaron y otras lo harán en el transcurso de estos 15 días.

Y es que, según lo dicho en la duma departamental, son más de 500 mil millones de pesos en obras púbicas que se encuentran en proceso de iniciación o pausadas.

Capitán de la Policía que golpeó a su esposa, no aceptó cargos por violencia intrafamiliar

Por el delito de violencia intrafamiliar agravada la Fiscalía acusó mediante la Ley de Procedimiento Abreviado y de Acusador Privado a Jonathan Andrés Martínez, capitán activo de la Policía Nacional, luego de ser capturado en flagrancia mientras golpeaba a su esposa el pasado lunes, 6 de julio, en su casa en un conjunto residencial de Neiva, Huila.

Martínez, quien se encontraba asignado como jefe del esquema de seguridad del gobernador del Huila, no aceptó su responsabilidad cuando le fue trasladado el escrito de acusación. Y lo dejaron libre tras no aceptar su posible responsabilidad.

El juez se abstuvo de imponerle medida de aseguramiento, por lo que el delegado del ente acusador apeló tal decisión ya que había solicitado la detención preventiva en centro carcelario.

A la mujer le fueron otorgadas medidas de protección, entre ellas, que el acusado desaloje la casa que los dos compartían por constituirse en una amenaza para su integridad.

Además, al presunto agresor debe abstenerse de entrar a cualquier lugar donde ella se encuentre, como quiera que dicha limitación resulta necesaria para prevenir que la perturbe o la intimide y se le obliga al procesado a acudir a tratamiento reeducativo y terapéutico en una institución pública o privada que preste tales servicios, por 60 días.

Se espera posiblemente que un uniformado proveniente de Bogotá ocupe el cargo que tenía el capitán, mientras se realiza la designación.

Hombre fue herido con arma de fuego, por evitar el robo de su motocicleta en la vía Neiva - Campoalegre

De acuerdo a dictamen médico, el disparo le comprometió órganos vitales, y se encuentra en la unidad de cuidados intensivos en estado de coma.

Se trata de Jeferson Peña Hernández, quien fue atacado con varios disparos en la vía Neiva – Campoalegre, sector del puente El Arenoso en inmediaciones de Trapichito, la víctima se movilizaba en motocicleta cuando un sujeto a bordo de una motocicleta, marca pulsar, color rojo lo abordó y le disparó.

Según las autoridades, el sujeto quería robarle la motocicleta a la víctima, y al no permitirlo fue herido en el pecho.

De acuerdo a dictamen médico, el disparo le comprometió órganos vitales, y se encuentra en la unidad de cuidados intensivos en estado de coma.

Las autoridades piden a la comunidad ayuda para capturar al responsable de este hecho violento.

Jeferson Peña Hernández es el esposo de la gerente de la Funeraria Santa Helena de Campoalegre.

Presuntos homicidas de líderes sociales en Algeciras, fueron judicializados

La Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía, mediante diligencias de allanamiento y registro, logró la captura de Wilfredo Díaz y José Yamid Ovalle, presuntos integrantes del Gaor Teófilo Forero.

Ante esto, indicó que debido a la contundencia de los elementos materiales probatorios, un juez les impuso medida de aseguramiento por los delitos de homicidio agravado en concurso con concierto para delinquir y tráfico de armas, en calidad de coautores por el homicidio del defensor de derechos humanos.

Los casos relacionados son:

El homicidio de Yan Carlos Montaño Ovalle, hijo de un reincorporado, ocurrido el 31 de mayo de 2020, en la vereda Satias Bajo del municipio Algeciras.

Tentativa de homicidio de Yanira Saavedra, presidenta de la Asociación de mujeres cabezas de hogar gestoras de paz y desarrollo (Asomupaz).

El homicidio del defensor de derechos humanos (ONU) Jhon Fredy Álvarez, en hechos ocurridos el 11 de enero de 2020 en Algeciras (Huila). Tentativa de homicidio contra Edilma Saavedra y Yeins Nain Sánchez, presidente de la Cooperativa de Apicultores de Algeciras (Cooapial), en hechos ocurridos el 2 de junio de 2020, en Algeciras.