UROS y el paseo de la muerte

Ahora que ando pensando en el regreso, para retomar las emisoras que un día le alquilé a Caracol (el Sistema AS), me encuentro con la terrible noticia de que si usted se enferma en Neiva puede ser objeto del paseo de la muerte.

Seguramente las víctimas son muchas y han sido sepultadas atribuyendo la desgracia a “cosas de Dios” o simplemente a la fatalidad del destino, pasando por alto la negligencia médica, la torpeza de algunos novatos o –como en este caso- al abuso de la clínica UROS, cuyo slogan parece una burla: “Servimos con el alma” (pero verán que son desalmados)

Ex alcalde de Neiva, comprometido con desastre del estadio, se lava las manos

Dice que entonces no aspira a la gobernación (lo haría al Congreso)

El exalcalde Pedro Hernán Suárez, quien contrató la remodelación del estadio Guillermo Plazas Alcid, declara hoy no saber mucho sobre el porqué de la tragedia (se cayeron las graderías y murieron varios obreros).

No sabe de los problemas técnicos y tampoco de los procesos jurídicos, con el argumento de que el alcalde no puede estar siguiendo a minuto los mil proyectos que se adelantan. Tampoco conoce a las personas implicadas directamente en el desastre porque esa no era su función.

Suárez, investigado por las autoridades de control y criticado por una pésima administración, ofrece ahora como “sacrificio” no aspirar a la gobernación del Huila. Pero algunos líderes cercanos a su movimiento aseguran que su estrategia es buscar una curul en la Cámara de Representantes.

“Desmiéntame señor alcalde”

Los premios Reynaldo Matíz en Neiva

 

 “Desmiéntame señor alcalde”, “No hay derecho a tanto abuso” y otras notas alusivas a la marcha de la ciudad, le dieron al periodista Alfonso Vélez Jaramillo el premio Reynaldo Matíz a la mejor columna de opinión.

El concurso es promovido por el concejo de Neiva, que hoy preside Deybi Martínez, una revelación en la política regional.  El alcalde Rodrigo Lara Sánchez y otras autoridades estuvieron en la mesa principal. El jurado estaba integrado por Néstor Morales, de Blu Radio, Diana Montoya, de Caracol y Edgar Artunduaga de Kienyke.

La pobreza periodística de la radio huilense

Los concursos no sirven para generalizar criterios rotundos, pero los jurados del Reynaldo Matíz (Néstor Morales, Diana Montoya y yo) declaramos desierto el premio a la radio por su pobreza casi penosa.

Se presentaron dos trabajos, que estaban lejos de significar algún esfuerzo periodístico o novedad. Y aclaro aquí que hablamos de noticias y periodismo, no de la radio en general, la musical por ejemplo que tiene otros calificadores y se concentra más en los ratings y mediciones técnicas.